Dios Padre

 

 Si defendéis vuestro bienes terrenos;

¿Por qué no defendéis vuestra alma que vale más que todas las riquezas de la tierra?

 

 

 

 

 

 

 
Temas:

Mis Leyes y Decretos son eternos, hasta el fin del mundo, y vosotros os debéis dejar guiar por ellos pero no lo estáis haciendo.
Ahora os pido os unáis en oración alrededor del mundo, todos los pueblos de la Tierra y, de esta forma, venceréis la maldad de Satanás, en estos gobernantes.
Yo Soy el Creador del Universo y aquellas almas, que están Conmigo, les pertenece la Creación entera, que es el Universo entero, si seguís buscando los bienes de la Tierra, os encadenaréis a ella y os llevará a vuestra perdición eterna.
Confiad pues en lo que Yo os digo y os pido y veréis que no quedaréis defraudados. ¡Os amo tanto!
Si defendéis vuestros bienes Terrenos, ¿por qué no defendéis vuestra alma, que vale infinitamente más, que todas las riquezas juntas de la Tierra?


Mensajes de Dios Padre y Nuestro Señor Jesucristo a J. V.

 



Primer Misterio, Habla Dios Padre


Sobre: Mis Leyes y Decretos son eternos, hasta el fin del mundo, y vosotros os debéis dejar guiar por ellos pero no lo estáis haciendo.


   Hijitos Míos, el mundo se ha llenado de concupiscencia, de desamor, de maldad entre unos y otros, ya no os veis como verdaderos hermanos que sois, os aprovecháis de vuestro prójimo en lo que podéis. El mundo está caminando hacia su propio mal y esto os está llevando
hacia el abismo, en donde Satanás os quiere destruir eternamente, pero es porque vosotros habéis permitido toda esta concupiscencia, maldad, infamias de unos con otros, porque no hay amor en vuestros corazones.



   Ya os he dicho que vosotros dais lo que tenéis en vuestro corazón, ya os he dicho varias veces que esta maldad se produce porque vosotros mismos no tenéis limpio vuestro corazón ni vuestra mente. ¿Cómo queréis que el hermano, a vuestro alrededor, os trate correctamente, con educación, con respeto si vosotros mismos no lo estáis dando? Vosotros tenéis que poner el ejemplo.



   La maldad ha cundido como cunde el fuego en un bosque. Un bosque seco, se quema rapidísimo y así están las almas, aceptando en su corazón toda esta maldad, porque ahora os agrada más el vivir en el pecado, buscando el pecado, llevarlo a vuestros hermanos, porque con esto creéis que estáis viviendo según los tiempos y que es lo que se debe hacer y
os estáis olvidando de que Mis Mandamientos y Mis Leyes son eternas.



   Yo os di Mis Mandamientos, os envié a Mi Hijo para que los vierais cumplidos en Él, en Su Vida y que vosotros tomarais como Ejemplo la Vida que os dejó, pero ¿qué habéis hecho con esto, Mis pequeños? Habéis hecho a un lado todo lo que Mi Hijo os dejó y os ejemplificó.
Decís que eso ya es obsoleto, porque pasó hace mucho tiempo y que éstos ya son tiempos modernos en los que se debe vivir de otra forma y no es así, Mis pequeños. Os repito, Mis Leyes y Decretos son eternos, hasta el fin del mundo, y vosotros os debéis dejar guiar por ellos pero no lo estáis haciendo y por eso le habéis dado cabida en vuestro corazón al que va a ser vuestro verdugo eternamente para muchos de vosotros y, tampoco, queréis ver esta realidad; él os está atacando ya desde ahora, es vuestro verdugo porque os está llevando a la maldad, estáis viviendo la maldad a vuestro alrededor, os está preparando para vuestra destrucción y no queréis ver esta realidad. En lugar de atacarle, volviendo a Mis Leyes, Decretos, a Mi Amor, al Amor que os dejó Mi Hijo, estáis, al contrario, dejando entrar a vuestro corazón toda la maldad posible y que eso os va hundiendo, para prepararos a vuestra destrucción eterna.
 


   ¿Por qué no entendéis esta realidad, Mis pequeños? Ya estáis sobre el tiempo,
falta tan poco para que se manifieste fuertemente vuestro verdugo, Satanás, y vosotros no queréis entender esto.



   Ciertamente, Yo, como vuestro Dios y eterno Amor, todavía trataré de salvar almas, os daré oportunidades, muy pocas, pero os las daré porque en lugar de volver a Mí, cada vez os vais hundiendo más en vuestro pecado y en vuestra maldad a vuestro alrededor.



   Tratad de entender, Mis pequeños, la maldad os va a destruir y de hecho, ya estáis destruidos en vuestro interior, no estáis dando lo que debierais dar.



   Os amo, Mis pequeños, y os ayudaré si vosotros empezáis a cambiar en vuestro corazón, Me olvidaré de vuestros pecados pasados, y os tomaré de la mano para que volváis a Mí, pero debéis entender de corazón todo lo que os estoy pidiendo y debéis entender que son ya vuestras últimas oportunidades para arrepentirse y regresar a Mí, después ya va a ser demasiado tarde y ya no habrá forma de que vosotros os podáis arrepentir de vuestra mala vida,
porque llevaréis una carga tremenda de pecados pasados que no os dejarán que os arrepintáis.
 


   Vosotros mismos estáis cavando vuestra fosa, con vuestra mala vida, con vuestros pecados, con el haberse apartado de Mis Leyes y de Mi Amor.
No Me echéis, pues, la culpa de todo lo que padeceréis, porque vosotros os lo ganasteis con vuestro mal proceder.



   Venid a Mí, tomad de Mí Mi Amor y con él os podréis defender contra los ataques de Satanás. Os he dicho que él no puede contra Mi Amor, cubríos con él y empezad una nueva vida, Mis pequeños, para que podáis tener derecho a la nueva vida que tanto os he anunciado y que pronto se ha de dar.
Gracias, Mis pequeños.
 


Segundo Misterio, Habla Dios Padre


Sobre: Ahora os pido os unáis en oración alrededor del mundo, todos los pueblos de la Tierra y, de esta forma, venceréis la maldad de Satanás, en estos gobernantes.


   Hijitos Míos, alrededor del mundo ya os vais dando perfectamente cuenta de cómo los gobiernos os tratan de destruir en todos sentidos. Aparentan ayudaros, cuando realmente os están destruyendo, no se dejan guiar por Mis Leyes, pero sobre todo por Mi Amor. Ya no hay justicia en sus mandatos, todo es para ellos y esto se ha venido dando desde hace siglos, Mis pequeños,
porque no ha habido prácticamente gobernantes que se dejen guiar por Mi Sabiduría Santa. Es la soberbia del hombre, que al momento de tener un poder humano no se dejan guiar por un don Divino.



  
Debieran dejarse llevar por Mi Sabiduría y se dejan llevar por los consejos de Satanás, porque eso es lo que estáis viviendo, Mis pequeños. La injusticia que hay en todos los pueblos de la Tierra, por los gobiernos que están llevando a sus pueblos prácticamente a su destrucción, no viene de Mí, no viene del Amor, no viene de la Sabiduría Santa.



   Estáis tomando lo que os conviene, gobernantes de la Tierra y con tal de llenar vuestros bolsillos del dinero y de los bienes de vuestro pueblo, no estáis actuando como debierais y todo eso se os va a revertir hacia vosotros. Prácticamente todos los gobernantes de la Tierra deben muchas vidas, matan a sus hermanos porque no les conviene que sigan viviendo, porque les han señalado sus errores, su maldad, estas almas están clamando Justicia y ya no puedo dejar pasar más tiempo para que estas almas reciban la Justicia que se merecen, porque estas almas actuaban en el bien, señalando el mal con el que los gobiernos actúan. Por estas almas y por vosotros, los que buscáis la Justicia, el amor entre los pueblos de la Tierra,
Yo tengo que actuar ya, Mis pequeños, y así iréis viendo cómo estos gobernantes, que se sentían poderosos por tener el poder del maligno en ellos, irán cayendo, y lo iréis viendo porque, ahora, en estos tiempos, ya os dais más plena cuenta de cómo estos gobernantes están actuando en el mal y como han venido actuando en el mal y ya vosotros, en el mundo entero estáis a disgusto de tanta injusticia, de tanta maldad.



   Ahora os pido
os unáis en oración alrededor del mundo, todos los pueblos de la Tierra y, de esta forma, venceréis la maldad de Satanás, en estos gobernantes que supuestamente os gobiernan para el bien, pero están buscando vuestro mal, vuestra destrucción.



   Orad pues, Mis pequeños, que vuestra oración salga de lo más profundo de vuestro corazón, para que vosotros, en amor, llenando el mundo con Mi Amor, el mal se vaya erradicando y se vaya apartando de este mundo que Yo creé para vuestro bien y que sea Mi Autoridad, Mi Amor, la que de ese momento en adelante, vaya guiando a este mundo hacia su bien y así, vosotros mismos estaréis actuando para que se den los Cielos Nuevos y las Tierras Nuevas, porque éstos se tienen que dar desde lo más profundo del corazón del hombre y se tiene que dar hacia el exterior, para que vosotros mismos
viváis como verdaderos hermanos, con Mi Amor, viviendo en Justicia, y viviendo como se vive en el Cielo.
Gracias, Mis pequeños.


 


Tercer Misterio, Habla Nuestro Señor Jesucristo


Sobre: Yo Soy el Creador del Universo y aquellas almas, que están Conmigo, les pertenece la Creación entera, que es el Universo entero, si seguís buscando los bienes de la Tierra, os encadenaréis a ella y os llevará a vuestra perdición eterna.

 


   Hijitos Míos, los que Me estáis siguiendo, vosotros, los que sois las ovejas obedientes que siguen al Pastor, vosotros Me conocéis. Soy vuestro Dios, he bajado a la Tierra para que las ovejas Me sigan
y las ovejas son aquellas almas buenas que han dejado entrar Mi Amor a su corazón y han tomado Mis Enseñanzas como forma de vida.



  Voy reuniendo el rebaño, vosotros entendéis lo que es el rebaño y a dónde os voy a llevar. Pero hay tantas almas de hermanos vuestros que no se quieren dejar guiar por Mí, por vuestro Dios que os ama tanto y que Me di en totalidad para que vosotros Me conocierais, Me amarías y os apartarais del mundo.



   ¡Tanto que he hecho por vosotros, los que no estáis Conmigo! Me di por todos y especialmente por las almas enfermas, porque las almas sanas, las ovejas que se han enamorado de la Voz de su Pastor, ciertamente no necesitan tanto de Mí, porque ya Mi Amor está en ellas,
pero vosotros, los que no estáis Conmigo, debéis regresar. Soy el Buen Pastor y os quiero llevar también a esos lugares bellos a los que pertenecéis, pero Satanás os ha llevado por caminos de distracción y de mentira y creéis que pertenecéis al mundo, porque vosotros creéis en lo que palpáis, pero no tenéis la Fe de aceptar aquello que no veis.



   Cuánta maldad hay en vuestro corazón, pero es una terquedad tonta que os puede llevar al dolor eterno. Sigo buscando a la oveja perdida y os pido a vosotros, que sois las ovejas escogidas, que os dejéis llevar por Mi Voz y por Mis deseos,
que oréis por esas ovejas que no quieren entender, no quieren llegar a esos pastos verdes, a esas aguas limpísimas que gozaréis grandemente. Estas almas quieren vivir todavía entre cerdos, siguen ensuciando su alma, actuando como Satanás les ha enseñado a actuar, viven para la carne, viven destruyendo su mente, su cuerpo, su corazón, su alma. Estas almas cegadas están con la maldad de Satanás. Éstos son los tiempos anunciados en las Escrituras, los últimos tiempos de gran prueba, tiempos de la gran lucha espiritual entre los Poderes del Cielo contra los de la Tierra, contra la maldad de Satanás.



   Debéis entender, Mis pequeños ya, que estáis en la gran batalla y solamente uno vencerá, que es Mi Poder Divino y esto es un hecho, Mis pequeños, porque Satanás no tiene el Poder Divino que Yo, como Dios, tengo, él fue creado por Mí, Yo no fui creado por él. Vosotros, los que vivís en el error, entended esto
y dejad que Mi Sabiduría Divina os haga entender esta realidad.



   Os estáis dejando guiar por aquel que en un tiempo fue bueno, pero Me negó, Me atacó,
y ahora hace que vosotros ataquéis también a Mi Santo Nombre y a Mi Creación. No tenéis Sabiduría suficiente para entender que estáis en Mi contra, como también él se puso en Mi contra y ved ahora cómo está. Él es siervo, Yo Soy Amo. Vosotros, los que vivís en el mundo y estáis llenos de sus bienes, os creéis poderosos y también tenéis a vuestro servicio a muchos sirvientes y esto os lo digo para que podáis entender, en analogía, lo que Soy Yo, vuestro Dios y lo que es Satanás: es un sirviente y un sirviente malo.



   Entended esto para que os dejéis guiar por Mi Sabiduría Divina, pero se necesita que primero haya humildad en vuestro corazón, q
ue entendáis que los bienes de este mundo no os van a dar el Cielo eterno, debéis apartar de vuestra mala vida todo aquello que os está separando de Mí, de Mi Amor, empezando con vuestra soberbia. Si vosotros no buscáis la humildad que os va a salvar, estaréis propiciando que vuestra vida termine en el mal, en el error, en el dolor. Mucho mal causáis vosotros, los que os cubrís con las riquezas de la Tierra, que éstas no son nada ante Mí, vuestro Dios. Hasta el más pequeño en el Reino de los Cielos es más rico por Mis tesoros que cualquiera de los hombres poderosos de la Tierra.



   Sois nada, porque no hay amor en vuestro corazón, solamente queréis sobresalir ante el mundo, que se os reconozca como poderosos de los bienes de la Tierra, pero ya os he hecho conocer sobre lo que es la Tierra ante el Universo.



  
Buscad la verdadera riqueza, que es el Reino de los Cielos, y al decir el Reino de los Cielos, pertenecéis al Universo entero, que no lo podéis medir, porque Yo, vuestro Dios, Soy Omnipotente. Satanás os ha engañado tanto, que, solamente, os hace poderosos de la Tierra, un granito perdido en el Universo. Yo Soy el Creador del Universo y a aquellas almas que están Conmigo, les pertenece la Creación entera, que es el Universo entero; si seguís buscando los bienes de la Tierra, os encadenaréis a ella y os llevará a vuestra perdición eterna.



   Os creéis muy listos, pero es claro que sois demasiado tontos, porque no tenéis lo que Yo os puedo dar si estáis Conmigo. Vosotros mismos os estáis destruyendo, estáis buscando solamente bienes superfluos, que solamente os servirán por un tiempo y luego perderéis.
En cambio, las almas que se dejan guiar por Mi Sabiduría Divina, han vivido para tener derecho a gozar de Mis riquezas, que es toda la Creación, visible e invisible, que esto es infinitamente más que lo que vosotros buscáis con los bienes de la Tierra.



  Os repito, qué tontos sois, os creéis muy listos, pero vuestra tontería os llevará a vuestra condenación eterna. Os amo y porque os amo os reprendo y os hago ver esta realidad que estáis viviendo.
Hombres poderosos de la Tierra, sois Mis hijos, enmendad el camino y regresad a Mí, vuestro Dios, Creador, Omnipotente y Eterno.
Gracias, Mis pequeños.



Cuarto Misterio, Habla Dios Padre


Sobre: Confiad pues en lo que Yo os digo y os pido y veréis que no quedaréis defraudados. ¡Os amo tanto!

 


   Hijitos Míos, cuando sois pequeños y empezáis, apenas, a ir a la escuela, no os podéis imaginar de todos los adelantos científicos que hay a vuestro alrededor y que os ayudan, tanto en vuestra vida humana, a tener más comodidades, como para vuestra salud y el desarrollo de vuestro cuerpo y del conocimiento intelectual.



   Se va avanzando porque así Mi Santo Espíritu os lo va dando. Yo os voy regalando el conocimiento y los avances de la ciencia, porque así Soy Yo, vuestro Dios, os consiento y os voy regalando, a través de hermanos vuestros, de este conocimiento, para que podáis vivir contentos.



  
Pero son muy pocos los que agradecen lo que Yo os doy. Aún vosotros, los que tenéis más edad, no podéis alcanzar a explicaros todos los avances que se están dando alrededor del mundo y, éste, es un preámbulo de lo que tendréis en breve, cuando paséis, si os lo merecéis, a estos Cielos Nuevos y Tierras Nuevas en las que viviréis, que será un cambio, no solamente físico, en vuestro mundo, sino también físico en vuestra persona, y en lo espiritual.
 


   Es un regalo muy grande que voy a dar a todas las almas que han luchado por mantenerme en su corazón y, os lo repito, Mis pequeños, por las que han luchado, porque Satanás ha hecho todo lo posible para destruir a todas las almas alrededor de la Tierra,
pero vosotras, almas fieles y, sobre todo, que viven en una Fe absoluta hacia Mí, es por eso el regalo que les voy a dar.



   Ciertamente, vuestra Fe, a ratos puede flaquear, pero tarde o temprano regresáis a Mí, aunque hayáis flaqueado por un momento de vuestra vida,
pero siempre permanecéis fieles porque habéis hecho ya un lugar para Mí en vuestro corazón. Ciertamente, el hombre, se distrae mucho con todas las cosas que os rodean, especialmente todo aquello que os ofrece Satanás, a través de sus instrumentos y, también, vivís con cosas malas a vuestro alrededor que parecen buenas y esto lo pueden detectar las almas que están Conmigo, pero aquellas almas que no viven una vida espiritual profunda, fácilmente se dejan engañar con lo que Satanás les está ofreciendo y, así, creen vivir en el bien, cuando claramente están viviendo en el mal, en contra de todo aquello que Yo os he pedido para que podáis vivir ante Mi Presencia.



  
Las almas que no están Conmigo se atemorizan ante los acontecimientos, los que estáis viviendo y los que vendrán, porque no tienen Fe, no tienen Fe en Mis Palabras, en Mis Promesas y de esta forma se les hace oscuro todo el futuro cercano que tendréis y no debe ser así, Mis pequeños. Cuando estáis Conmigo, confiáis en todo lo que Yo os he anunciado, pase lo que pase a vuestro alrededor, sobre todo, sabiendo que Yo, como Padre vuestro, solamente os puedo dar un bien, un bien actual y un bien eterno.



   Satanás no os trata así, os hace creer que vuestro bien es lo que él os está proponiendo, pero realmente os está poniendo en contra de Mí Voluntad.



   Os debéis acercar a Mí, Mis pequeños,
para tener ese discernimiento santo para que podáis entender lo que Satanás os está proponiendo y que engañosamente os está destruyendo.



   Tened cuidado, los que os sentís seguros sin Mí, en estos momentos en la Tierra,
porque esa seguridad pronto se os acabará, porque Satanás no os puede dar nunca una seguridad total, y es porque os ha llevado a vivir en la soberbia. Las almas que están Conmigo, viven en la humildad y esa humildad las lleva a verse siempre necesitadas de Mí, vuestro Dios.



   Venid pues, Mis almas pequeñas, Mis almas a las que tanto amo, para que vayamos formando, ya, estas Nuevas Tierras en las que viviréis y los Nuevos Cielos que se unirán con las almas de la Tierra.
¡Tantos regalos que tengo para vosotros, almas amorosas y confiadas! ¡Tanto amor que se va a derramar sobre vosotros! Confiad pues en lo que Yo os digo y os pido y veréis que no quedaréis defraudados. ¡Os amo tanto! y Mi Amor se irá derramando sobre vosotros, éste Amor ya no dejará que os apartéis nunca más de Mí.
Gracias, Mis pequeños.



Quinto Misterio, Habla Dios Padre


Sobre: Si defendéis vuestros bienes Terrenos, ¿por qué no defendéis vuestra alma, que vale infinitamente más, que todas las riquezas juntas de la Tierra?


   Hijitos Míos, vivís en el mundo y necesitáis ciertamente de las cosas del mundo. Algunos os afanáis tremendamente por ellas y, otros, tomáis, con vuestro trabajo, lo que necesitáis del mundo para poderle dar a vuestra familia, a vuestros hijos, a vosotros mismos, lo que necesitáis, tanto en vestido como en alimento. Ciertamente vais guardando de lo material, porque lo necesitáis y si viene el ladrón, vosotros sufrís mucho y os enojáis, es más, si podéis, hasta lo atacáis, porque no queréis que os robe todo aquello que os ha dado tanto trabajo ahorrar y mantener en vuestro hogar porque lo necesitáis, hacéis lo imposible para que el ladrón no se pueda llevar lo que es vuestro.



   Y os estoy diciendo esto en lo material, pero ¿qué pasa en lo espiritual? Tenéis algo que vale más que los bienes de la Tierra,
que es vuestra alma y Satanás es el gran ladrón de las almas. Entra en vuestra mente, entra en vuestro corazón y os va robando poco a poco lo que más vale en vosotros, que es vuestra alma y, ¿qué hacéis vosotros?, nada, os dejáis robar tranquilamente por Satanás, por el gran engañador, no estáis cuidando vuestra alma, vuestra perla preciosa. Os he dado vuestra alma para que vosotros la cuidéis, y para que podáis hacer grandes cosas a través de ella.



   Sí, Mis pequeños, vuestras almas tienen
grandes capacidades, ahora están detenidas por el Pecado Original. Pero después de esta purificación, que en breve tendréis, entenderéis el valor tan grande de vuestra alma y las capacidades que ni siquiera imagináis tendréis. Cuando vuestra alma se libere de las cadenas del Pecado Original, tendréis grandes regalos espirituales, porque el Amor lo puede todo y vuestra alma estará llena  de Amor, de Mi Amor y esto lo sabe Satanás y por eso os va engañando, para arrebataros, para robaros, para destruir vuestra alma y sus capacidades, porque él sabe que si llenáis vuestra alma de Amor, nada puede contra vosotros y os engaña llevándoos a otros tipos de amores que son sucios, pecaminosos y que os van a llevar a la destrucción eterna, cuando, si os llenáis de Mi Amor, tendréis capacidades, podría decir, que hasta superiores de las que tiene, porque él no tiene Amor.



   Un alma llena de Mi Amor, os repito, tiene capacidades tremendas. Cultivadlas, Mis pequeños, creced, venid a Mí, que os enseñaré a vivir como verdaderos hijos Míos
y, aquellos que estéis Conmigo, difícilmente Satanás os arrebatará lo más precioso y preciado que tenéis, que es vuestra alma, vale infinitamente más que cualquier riqueza de la Tierra y, satanás, el gran ladrón, os la quiere quitar.

 
Si defendéis vuestros bienes Terrenos, ¿por qué no defendéis vuestra alma, que vale infinitamente más, que todas las riquezas juntas de la Tierra?
Gracias, Mis pequeños.

 

   Página Principal (Índice del tema)  

  Página Siguiente  (El inicio de la Gran Tribulación será tremendo)

 

 

Páginas principales

Portada

Índice General y páginas misceláneas

 

Dios Padre habla a Sus hijos

 

 Meditemos con Jesús (importante)

 

Reflexiones y mensajes de María

 

Oraciones diversas

 

Selección de Letanías

 

Selección de Novenas

 

Oraciones Virgen María

 

Videos de música religiosa (popular)

 

Rosarios, Coronas y Coronillas

 

Nuestra Biblioteca

 

Hablemos de....

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo interesante ahí.