APARICIONES DE LA SANTÍSIMA VIRGEN EN PEÑABLANCA

 

LA DAMA BLANCA DE LA PAZ

 

 

 

 Yo Soy el Inmaculado Corazón de la Encarnación del Hijo de Dios

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ORACIÓN

 

Santísima Virgen, Madre de Dios y Madre nuestra, Dama blanca de la Paz, mira benignamente a nosotros tus hijos que humildemente suplicamos tu mediación ante Jesucristo Nuestro Señor para que nos permita dar a conocer la Gloria de Dios, Uno y Trino y aumentar nuestra fe y la de nuestros hermanos, a través de la revista Misioneros de Dios, para lo que pedimos Tu especial  Bendición.

 

Acompáñanos  Madre querida para que como grupos Marianos demos a conocer tus mensajes de salvación expresados en las apariciones, como son: salvar almas que van por el camino de la perdición, aumentar cada vez el número de los que recurren al rezo del santo Rosario y nuestra propia santificación.

 

Que nuestro Padre que está en los Cielos, escuche por medio tuyo, Madre, las peticiones de gracias espirituales y materiales de los lectores de la revista.

 

Haz que se cumpla siempre en todos nosotros la Santa Voluntad de Dios y acepte nuestra diaria consagración a los inmaculados Corazones de Jesús y María. Amén.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una mera repetición

 

Se decía que los mensajes eran una repetición de mensajes anteriores entregados en Fátima, Garabandal y otros. Sin embargo eso no es así, hay una serie de mensajes apocalípticos únicos que no habían sido entregados con anterioridad. Uno de ellos, por no ser comprendido, se ha omitido total o parcialmente de los extractos que se encuentran en internet. En unos se omite, en otros no se da el mensajes completo. En el anexo lo damos a conocer completo, es interesantísimo, porque al resolverlo se puede conocer la fecha de la Tercera Guerra Mundial (ir al anexo).

 

 

 

El Padre Miguel y su libro

 

Unos de los sacerdotes que más apoyó los mensajes de Peñablanca fue el Padre Miguel Contardo, sacerdote jesuita. El Padre Miguel sufrió mucho porque fue incomprendido por una parte del clero. En una oportunidad se le prohibió asistir a las apariciones en Peñablanca. Tenemos entendido que por un tiempo el mismo se apartó de los jesuitas y cumplió su misión como diocesano. En la actualidad se encuentra en una casa de reposo de la orden de San Ignacio de Loyola.

 

En el año 1998, al cumplirse 15 años del último mensaje de Peñablanca, el Padre Miguel escribió un libro que se llama “Apariciones de la Santísima Virgen de Peñablanca; mi testimonio”. Libro que queremos compartir con ustedes y que lo hemos dejado en los anaqueles de “Nuestra Biblioteca”.

 

Aquí solamente vamos a mostrarle la parte donde el Padre Contardo precisa con la mayor claridad posible si es falso o verdadero que la Iglesia prohibió asistir al Santuario de Peñablanca (error en el cual nosotros también estuvimos). Como ya lo dijimos, el libro completo en Nuestra Biblioteca.

 

 

 

“REVELACIONES PÚBLICAS Y PRIVADAS

 

La revelación pública está contenida en la Biblia y en la Tradición, que son palabra de Dios. También la revelación privada es palabra de Dios, en especial la que nos comunica por medio de María Santísima: ambas fuentes de revelación se complementan; no puede ni debe haber contradicciones entre una y otra. Hay muchas coincidencias entre los mensajes transmitidos en Peñablanca y la Biblia, algunas de las cuales Ella misma ha puntualizado.

 

 

 

PRONUNCIAMIENTOS DEL OBISPO DE VALPARAÍSO EN 1983

 

Poco tiempo después que se iniciaran los sucesos de Peñablanca en 1983, el Arzobispo Obispo de Valparaíso, Monseñor Francisco de Borja Valenzuela, solicitó al Padre Jaime Fernández Montero que iniciara una investigación sobre las apariciones, quien a su vez nombró una numerosa Comisión para que lo asesorara e inició su labor a mediados de Septiembre de 1983.

Cada vez más personas concurrían al cerro, alcanzando un máximo de asistencia el día 29 de Septiembre con más de cien mil personas, y las apariciones seguían sucediéndose con mensajes de gran importancia.

De improviso sucedió algo inesperado. El 6 de Octubre de 1983 sin dar prácticamente ninguna explicación, Monseñor Valenzuela emitió su primer pronunciamiento manifestando una "posición fuertemente crítica" (así fueron sus palabras) con respecto a la realidad de las apariciones. Poco tiempo después nombró una segunda Comisión, y en un nuevo pronunciamiento Monseñor Valenzuela descartó en forma aparentemente definitiva toda realidad sobrenatural de lo acontecido, atribuyendo un origen fraudulento, pero sin dar ninguna explicación.

 

 

AUTORIDAD DE LA IGLESIA

 

No se pretende cuestionar la autoridad de la Iglesia, pero en el caso de las apariciones de Peñablanca se cometieron errores en las investigaciones y es evidente que fueron incompletas. Como católicos no sólo se tiene el derecho sino también el deber de señalar estas circunstancias; así se ha hecho ya en varias comunicaciones a las autoridades eclesiásticas y también en algunos escritos que se han publicado. No se ha obtenido aún respuestas concretas, por lo cual se debe continuar insistiendo con todo respeto y sumisión.

 

A título de ejemplo, uno puede preguntarse:

- ¿Por qué el Obispado de Valparaíso aceptó la conclusión de la primera Comisión, cuando se supo que estuvo influenciada por denuncias rayanas en la fantasía, que con una liviandad inconcebible ni siquiera se investigaron?

- ¿Por qué este mismo Obispado nombró una segunda Comisión conformada por personas que se sabía de antemano que por su formación profesional (profesores de filosofía y de biología) no eran idóneas para dar conclusiones sobre la autenticidad de estas apariciones?

- ¿Por qué este Obispado tuvo tanta influencia sobre el resto del clero chileno como para que otras Diócesis no requirieran mayores investigaciones, ya que todos ellos estaban conscientes que se estaba afectando a todos los fieles y no solamente a los de la Diócesis de Valparaíso?

 

 

HIPÓTESIS CONDENATORIAS QUE SE HAN FORMULADO

 

Se han formulado algunas hipótesis condenatorias para explicar lo ocurrido. De su lectura se pueden apreciar los errores que contienen y la ligereza con que han sido emitidas:

 

 

a)  INVENTOS DEL VIDENTE.

 

Se dice que los mensajes eran inventados por el vidente, o sacados de la Biblia u obtenidos de lo conocido de otras apariciones. Esto significaría que el muchacho debería tener excepcionales condiciones de memoria, histriónicas, conocimientos de apariciones, etc. Por el contrario, se comprueba que se trata de un muchacho totalmente corriente, de poca cultura y educación. Quien lea los mensajes, imponiéndose además de los diálogos ocurridos y aprecie todos los hechos extraordinarios, no puede menos que exclamar ante esta hipótesis: "imposible". En realidad es incluso muy dudoso que pudiera existir alguien en el mundo capaz de hacer durante 5 años, aún con toda clase de ayuda, lo que se escuchó decir y vio hacer al muchacho. Además, ¿qué motivo podría tener él para mantener contra viento y marea una mentira, que sería tan fácil de descubrir si fuera realmente efectiva?

 

 

   b) FENÓMENOS PARASICOLÓGICOS.

 

Se replica entonces que el muchacho debía tener condiciones paranormales: los fenómenos caerían en el ámbito de la parasicología, ciencia ésta relativamente reciente cuyo objetivo es precisamente explicar los fenómenos mentales que la ciencia no ha podido explicar. La parasicología no ha explicado hasta ahora nada. Se ha contentado con verificar que sí existen esos fenómenos, los ha clasificado y ha hecho intentos por someterlos a experimentación.

Decir que el fenómeno puede explicarse parasicológicamente, es no explicar nada y eludir en el fondo la búsqueda de la verdad. Resulta además que los éxtasis del muchacho nada tienen que ver con los trances paranormales, no existe ningún antecedente de que tales hechos hayan ocurrido en otras ocasiones a menos que se trate realmente de fenómenos sobrenaturales ya  verificados y en estudio. Por otro lado, si el fenómeno fuera efectivamente de tipo paranormal, su ocurrencia exige la participación de otras personas, no podría provenir solamente del muchacho. Los que han planteado esta hipótesis se han contentado sólo con exponerla, sólo con manifestar que ésta sería una posible explicación, pero nadie realmente la ha estudiado, ni menos, tratado de verificarla.

 

 

   e) ESTIGMAS PROVOCADOS POR LA HISTERIA.

 

En relación con el fenómeno de los estigmas, se ha planteado la hipótesis de la histeria: se dice que una persona histérica podría autoinfligirse heridas por mera sugestión. No se da ninguna prueba al respecto, no se explica cómo las heridas desaparecen en dos horas o menos, no se explica cómo el vidente puede hablar de sus experiencias apenas terminado el presunto ataque histérico; en verdad, el vidente no acusa en sus exámenes médicos ningún síntoma, ni existe ningún antecedente en él de histerismo. Aún cuando la primera comisión investigadora planteó esta hipótesis, se dio cuenta de su imposibilidad planteando una segunda explicación, lo que demuestra, ciertamente la debilidad de su argumentación.

 

 

d) FRAUDE DE ALGUNAS PERSONAS.

 

Se señala que algunas personas estaban detrás de todo esto. Es la explicación más generalizada. Sin embargo, después de más de diez años de terminadas las apariciones, todavía nadie ha podido indicar quiénes eran los autores del supuesto fraude y cómo lo efectuaban. Y lo más increíble es que si esto fuera un fraude, sería un hecho altamente condenable desde todo punto de vista; se habrían debido usar elementos tan sofisticados que ya hace tiempo lo habrían descubierto; se habría abusado sacrílegamente del nombre de Nuestra Señora y eso sería un horrible crimen espiritual. ¿Qué razón puede haber para que el hecho no se denuncie públicamente y se juzgue con la máxima severidad a los autores de tamaño engaño? La razón es muy simple: el fraude sólo existe en la imaginación de quienes no quieren aceptar el mensaje de Peñablanca.

Nadie ha ubicado a los autores del presunto fraude, pero por cierto, las hipótesis no faltan. Se mencionan a continuación las que más han circulado:

 

¡.- La preferida por muchos es que el autor del supuesto fraude era el Gobierno o algún organismo del Gobierno de ese entonces. Se ha nombrado preferentemente a la C.N.I. y se ha involucrado a la Armada de Chile. El motivo: distraer a la opinión pública de los graves problemas sociales y económicos que se enfrentaban. Se sabe que la primera comisión recibió una denuncia en este sentido, denuncia que debió antes que nada verificar, pero fue aceptada de inmediato (por esa desidia y liviandad perezosa tan propia nuestra) como verídica sin efectuar ningún análisis ni investigación al respecto. Además, la denuncia de fraude bajo esta hipótesis se hizo hace cerca de 15 años atrás, y las apariciones continuaron durante 5 años más, por lo cual no tendría ningún sentido que una organización continuara tratando de engañar después de haber sido descubierta, y por lo tanto sin ya ningún móvil para hacerlo.

Se sabe que esta hipótesis ha sido descartada, pero de ello no se ha informado, y muchísimas personas, especialmente sacerdotes, siguen creyendo en esta explicación. Y continúan repitiendo esto con increíble ignorancia por no decir mala fe, impidiendo que muchas de las almas a ellos confiadas se acerquen a los maravillosos regalos espirituales que la Virgen da a los que van a visitarla en el santuario de Peñablanca.

 

 

¡¡.- Otros dicen que el asunto era un negociado. Según ellos, un grupo de personas estaba lucrando aprovechándose de los sentimientos de religiosidad del pueblo creyente. Se trata nuevamente de un hecho que de ser efectivo, debió haberse denunciado de inmediato. ¿Por qué no se ha hecho? Por la simple razón que quienes sostienen esta hipótesis no tienen ninguna prueba de ello. Es efectivo que se ha solicitado y se está solicitando dinero a los fieles que creen en las apariciones de la Santísima Virgen en Peñablanca, pero todas las donaciones deben ser depositadas sin excepción en una cuenta corriente bancaria en la cual queda constancia de todos los ingresos y egresos, y este dinero se ha invertido en la construcción y mantención del santuario y en material de difusión. No existe en el cerro ninguna alcancía y nadie está autorizado para solicitar erogaciones.

 

 

iii.- Otros indican como autores del presunto fraude a algunas organizaciones o grupos de creyentes que de alguna manera disienten en algunos puntos con la jerarquía de la Iglesia, como ser: Fiducia, los Lefebristas, los integristas, los milenaristas, etc. Esto por la existencia de alguna coincidencia entre un mensaje determinado y las posiciones sostenidas por estos grupos. Lo que sucede es que la Doctrina de la Iglesia es muy amplia y extensa y nadie, aún los mayores enemigos de la Iglesia, no dejan de coincidir en algunos puntos con ella: con mayor razón aquellos que sólo difieren de la Iglesia en algunos aspectos de tipo contingente, o de carácter litúrgico, o de interpretación de algunos pasajes de la Biblia. Incluso el marxismo ateo o la masonería en alguno de sus postulados y propósitos coinciden con ciertas enseñanzas del cristianismo. En verdad, como ya hemos establecido, nada hay en los mensajes de Peñablanca  que se contraponga a la Doctrina de Cristo o las enseñanzas de la Iglesia, y el mismo hecho que se le suponga tantos distintos orígenes, demuestra que sólo existe realmente un solo origen: los mensajes son palabra de Dios. Los que plantean esta hipótesis, sólo se contentan con plantearla. No preguntan, ni parecen tener interés en preguntarse, qué motivos podría tener un grupo de personas como las que se han mencionado para efectuar un fraude de esta naturaleza, ni menos se han preocupado de ubicar a los culpables y determinar cómo están actuando. Acusaciones planteadas en forma tan ligera, no tienen en realidad el menor valor.

 

 

 

  e) ORIGEN DEMONÍACO.

 

Se dice que los mensajes tienen un origen demoníaco. Toda mentira, todo fraude, tienen sin duda una raíz demoníaco. Sobre todo en un caso como éste en el que se estaría usando el nombre de María Santísima para engañar a los fieles; en consecuencia, cualquiera de las hipótesis anteriores cabe también dentro de ésta. Pero como hemos establecido, dichas hipótesis no tienen ninguna base. Es claro que muchos que se han impuesto de los hechos, especialmente sacerdotes, se han dado cuenta que no se trata ni puede tratarse de una mentira del vidente o de un fraude; entonces ¿qué explicación cabe? Muy simple, todo es demoníaco: los éxtasis del muchacho, los fenómenos que ocurren, los mensajes, las sanaciones de los enfermos, las conversiones a la fe católica. Es el demonio que está simulando una aparición de María Santísima. ¿Con qué objeto?: para confundir a los fieles y para producir divisiones dentro de la Iglesia.

Quienes exponen esta explicación, lo hacen en privado; temen caer en ridículo ante la masa no católica, y también ante muchos que se dicen católicos pero que no creen ni en el demonio, ni en el infierno. Cabe comentar a este respecto que hay no pocos sacerdotes que tampoco creen; o bien que sostienen que la Misericordia de Dios es tan grande, que cómo va a permitir que alguien se condene; se olvidan de su Justicia y se olvidan de todo lo que el mismo Cristo nos ha enseñado, y al negar el castigo, indirectamente están negando la existencia del demonio.

En abono a esta hipótesis, quienes la sostienen mencionan pasajes evangélicos en los que Cristo nos previene de la acción del demonio. ¿Qué cabe decir al respecto? Se exponen a continuación algunas de las razones que a mi juicio la descartan:

 

 

¡.- Hay que recordar que estos mismos argumentos fueron utilizados por los fariseos para descalificar a Cristo; no queriendo reconocer en Él al Mesías prometido, y no encontrando en consecuencia una explicación de los milagros, les atribuyen un origen demoníaco. Se sabe cuál fue la respuesta de Cristo; lo mismo se aplica en este caso teniendo especialmente en cuenta lo siguiente.

 

 

¡¡.- "Por sus frutos los conoceréis", es Cristo quien nos da el criterio para discernir. Hemos ya indicado la enorme cantidad de conversiones como el fruto principal de estos acontecimientos.

Hasta el mismo Obispo de Valparaíso de aquella época en una entrevista a un periodista (Noviembre de 1983) reconoció que se había producido un aumento de la piedad de los fieles. La gran mayoría de los asistentes al cerro llevaban una vida más integralmente cristiana. Gran cantidad de jornadas de oración, miles de personas rezando diariamente el Santo Rosario, muchos los quince misterios. Visitas al Santísimo Sacramento, continuas vigilias de centenares de personas en el cerro donde pasaban toda la noche orando, cantando, meditando, a veces hasta tres noches seguidas. La asistencia diaria a la Misa con Comunión, se había hecho costumbre, previa confesión. Era un llamado que había calado hondo en muchísimas conciencias.

 

 

¡¡¡.- Los mensajes que se han escuchado en el cerro, son de un contenido profundamente cristiano. Nada hay en ello que se oponga a lo que constituye el depósito de nuestra fe. Lo que se ha oído en Peñablanca es en esencia lo mismo que se oyó en La Salette, en Lourdes, en Fátima y en muchos otros lugares que la Iglesia ha reconocido como reales visitas de María Santísima.

 

 

iv.- A petición de la Santísima Virgen se ha construido en el cerro un santuario que ha sido el resultado del esfuerzo y sacrificio de miles y miles de personas. Y eso se ha hecho enfrentando un cúmulo de dificultades, sin por cierto, ningún apoyo de la jerarquía eclesiástica. El lugar se mantiene también con muchos sacrificios. Los que a él acuden nunca dejan de destacar la paz que allí se respira; la acción del demonio, por el contrario, sólo produce desazón, temor, angustia.

 

 

v.- ¿Es posible conseguir que el demonio esté llamando a los fieles a la oración, que esté sugiriendo sacrificios y penitencias, confesiones, que solicite el cumplimiento de los Mandamientos, que recuerde todas las obligaciones de los cristianos y en especial las virtudes de la caridad y la humildad, que llame la atención de forma tan fuerte a los que se desvían de los caminos de Dios?

 

 

f) PROVOCAR UN CISMA EN LA IGLESIA.

Se plantea que se pretende provocar un cisma en la Iglesia. Quienes sustentan la hipótesis anterior llegan a sostener que todo esto lo puede hacer el demonio si el fin perseguido puede causar más mal que todo el bien que se ha inspirado. ¿Y cuál sería ese fin?: nada menos que producir un cisma en la Iglesia-. Si realmente este fuera el caso, habrían tal vez razones para pensar en la posibilidad de una acción demoníaca, a pesar que todo indica lo contrario. Pero resulta que la hipótesis del cisma es totalmente absurda, como se expone a continuación:

 

 

¡.- Los fieles que sostienen la realidad de Peñablanca jamás han pensado en separarse de la Iglesia. En el santuario se reza continuamente por la jerarquía, por los sacerdotes. Los mensajes de la Santísima Virgen que estos fieles sostienen y difunden no se oponen en lo más mínimo con lo que enseña la Iglesia, y en especial con lo que nuestro Santo Padre el Papa predica sin cesar por el mundo. Lo que la Santísima Virgen solicita en sus mensajes en Peñablanca es una vuelta a las prácticas de la piedad y pone énfasis en el cumplimiento de la ley de Dios y en las prácticas de todas las virtudes.

 

 

¡¡.- El punto tal vez más discutido es el de la obediencia. Tampoco ha habido ningún llamado a desobedecer a los Pastores, todo lo contrario. Lo que sucede es que se ha interpretado como prohibiciones lo que son meras recomendaciones; por otro lado, no podría prohibirse a nadie el manifestar su amor y veneración por María Santísima en el lugar y las circunstancias que desee. Sin embargo, algunos sacerdotes han exagerado con sus fieles mal interpretando algunas recomendaciones como prohibiciones, e incluso sin ningún poder o derecho han prohibido a sus feligreses asistir al santuario de Peñablanca. Estos fieles a su vez han aumentado la confusión, aportando argumentos tras argumentos, basados en falacias y aprensiones antojadizas y han formado verdaderas leyendas cual de todas más aberrantes y fantásticas.

 

Al respecto, hay que ser tajante: Jamás ha habido prohibición en la Iglesia Jerárquica de ir al santuario de Peñablanca y rezar, y más aún desde que se oficia por deseo del Arzobispo Obispo de Valparaíso la Misa todos los primeros Sábados de cada mes, celebrada por un Capellán elegido especialmente por dicha Autoridad Eclesiástica desde que asumió su cargo de tal Monseñor Jorge Medina Estévez, actual Cardenal de la Santa Iglesia y continuada por Monseñor Francisco Javier Errázuriz Ossa, su sucesor como Arzobispo Obispo de Valparaíso y actual Arzobispo de Santiago.

 

El primero que ofició Misa en el santuario de Peñablanca fue Monseñor Gonzalo Duarte García de Cortázar. Monseñor Jorge Medina subió a pie el cerro cuando celebró su primera Misa en el santuario de Peñablanca, rezando el Vía Crucis.

Por consiguiente, los que prohíben sin ninguna autoridad están actuando contra la Iglesia misma, que no sólo no prohíbe sino que envía sacerdotes para que celebren Misa en este santuario. Además, todos los sacerdotes, sean chilenos o no, pueden ir a confesar, teniendo naturalmente las debidas licencias para hacerlo.

 

Cabe resaltar que la mayoría de los sacerdotes que han subido al cerro han quedado maravillados por la paz y el fervor que allí se respira. Permanentemente se siguen produciendo conversiones, y el retorno a la Iglesia de personas que estaban totalmente alejadas de ella, las que vuelven con arrepentimiento sincero y nuevo fervor. ¿Es eso dividir la Iglesia? Todo lo  contrario, el santuario de Peñablanca, el Monte Carmelo chileno, une y eleva como sus cimas.

Por lo tanto, la tesis de que hay prohibición de ir al santuario de Peñablanca es absolutamente falsa, y los sacerdotes que insisten en imponérsela a sus feligreses de hecho los están perjudicando, y están asumiendo ellos la responsabilidad que esto conlleva.

 

 

¡¡¡.- Los cismas en la Iglesia se han producido siempre por materia de fe y de dogmas; quienes los han encabezado, han sido casi siempre personas consagradas y entre ellos muchos Obispos.

Sería totalmente absurdo un cisma porque unos creen y otros no en una aparición de la Santísima Virgen; ha habido en el mundo muchos casos como éste y nunca se ha producido un cisma por dicho motivo.

 

iv.- Que algunos lleguen a provocar un cisma porque inspirados en estas manifestaciones de María Santísima, traten en plena concordancia con el Santo Padre el Papa de difundir un mensaje para poner atajo a una serie de prácticas que tienden a separar al hombre de Dios, que tienden a disociar a la familia, es algo que no tiene ninguna base o asidero.

 

 

CALUMNIAS DE LOS PERIÓDICOS.

 

 

Calumnias de algunos periódicos que muchos crédulos han aceptado:

 

a) UTILIZACIÓN DE RAYOS LÁSER.

En una de las apariciones de la Virgen en que enviaba sus bendiciones celestiales en forma de rayos y luces que nos llenaban de paz y alegría, estaba una vez presente una periodista que vio tales muestras de gracias, y escribió después en uno de sus artículos que estos eran producidos por medio de rayos láser. Pienso que para decir un disparate semejante hay que suponer que las decenas de miles de personas que estaban presentes, y viendo este fenómeno, no eran capaces de darse cuenta de lo que la periodista sí lo apreciaba. Esta afirmación, que no se probó técnicamente en absoluto, cayó en terreno fértil en muchas personas ávidas de encontrar alguna justificación que desvirtuara el carácter sobrenatural del fenómeno que sucedía. Por ello, es que cualquier cosa que se viera, como algún cable, etc., inmediatamente daba pie para que se tejieran las hipótesis más increíbles, como esta de los rayos láser. Además, como consideraban que no era necesario probar nada, bastaba tan solo con tener un poco de imaginación para lanzar cualquier posible explicación.

 

 

b) MENSAJES TERGIVERSADOS.

Muchos tergiversaron los mensajes en sentido más teológico, atribuyéndole a la Virgen que había dicho: "Yo soy el alfa y la omega", frase que sale en la Sagrada Escritura referente a Nuestro Señor y que jamás se oyó decir semejante herejía atribuida a la Virgen Santa.

 

 

C) USO DE LA BURLA Y DE LA IRONÍA.

Ciertos periódicos hicieron uso de la burla y de la ironía para comentar las apariciones. En el fondo, son otras armas de que se vale el demonio para conseguir desacreditar las apariciones en la gente a través del ridículo y la humillación. Es un arma cuyo filo llega muy profundo al alma. Pienso que guiados por su propio afán periodístico, en que aparentemente primaba el aspecto comercial, como también por pequeñas rencillas y malentendidos, en forma poco responsable algunos periodistas con su actuación causaron mucho daño a la gente, ya que gran cantidad de personas se vieron influenciadas por estas burlas e ironías, desistiendo de ir a Peñablanca, o peor aún, dejando de ir por miedo al ridículo. Que Dios los perdone. Todos los afectados por estas humillaciones rogamos por ello.

 

 

d) FOTOGRAFÍAS CON TRUCOS.

De las fotografías maravillosas que los fieles sacaron en el santuario se decía ya sin verlas que eran todos trucos. Sin embargo, no fueron capaces de explicar cómo podían lograrse, sobretodo que se trataba de fotos tomadas por miles de personas y habría que suponer que cada una tenía su propio truco. Más aún, cuando nuevamente hay que señalar que eran varias decenas de miles de personas las que veían los fenómenos sobrenaturales que eran fotografiados.

 

 

e) FIGURAS EN EL CIELO FORMADAS POR AVIONES.

Se llegó incluso a afirmar que los aviones de la Armada de la base aérea de El Belloto, que está relativamente cercana a Peñablanca, lanzaban gases especiales para formar la figura de la Virgen en el cielo. Todo partió porque un sacerdote les dijo: "Yo creo que así como los aviones hacen réclames en el cielo con letras, de esa misma manera podrían hacer otras cosas". Después señalaron que eran las afirmaciones del sacerdote, a pesar de que él seguramente lo dijo en son de broma. Y luego otros detractores aseguraron que la Iglesia así lo había confirmado. Así es como se fue haciendo esta historia. Explicaciones como ésta que causan risa, muchos las asumieron como verdaderas.

 

 

 

CRÍTICAS EN EL NIVEL SACERDOTAL.

 

También en el nivel sacerdotal se ha criticado muy dura e injustamente a los sacerdotes que han creído en las apariciones de Peñablanca y han visitado dichos lugares. Desde el púlpito y por la radio por bocas de sacerdotes se han oído expresiones hirientes y casi calumniosas. Todos ellos saben que los sacerdotes afectados ya los han perdonado de todo corazón y ruegan por ellos. Con la mayor humildad les ruego a dichos sacerdotes que mediten lo que es aplicable directamente a ellos de lo señalado en los Capítulos 2 y 3 de este Testimonio, y puedan apreciar la trascendencia de su accionar en la actitud que sus feligreses han tenido hacia las apariciones de la Santísima Virgen en Peñablanca.

 

 

 

PRESENCIA DEL DEMONIO.

Con respecto a lo expuesto es necesario establecer que aunque no en la forma que algunos pretenden, el demonio sí ha estado presente en esta manifestación, pero con el obvio objeto de destruirla, de impedir que el mensaje llegue a los fieles, y no hay duda que en gran parte lo ha conseguido, por lo menos hasta ahora. En el curso de los acontecimientos ha sido su acción a través del engaño, de la mentira, de la adulación, del miedo al ridículo y de tantas otras de sus artimañas, la causa de los hechos negativos que se han registrado. Todo esto más que constituir una prueba en contrario, es tal vez la prueba más evidente que la Santísima Virgen nos ha visitado, provocando la lógica reacción de su mortal enemigo.

Y esto, como hemos dicho, ha sucedido en todas las manifestaciones de María Santísima, incluso por cierto, en aquellas reconocidas como auténticas por la Iglesia. Como puede observarse, explicaciones para destruir la posibilidad del origen sobrenatural de los sucesos, no faltan; pero el solo hecho que se hayan mencionado tantas hipótesis diferentes y contradictorias para explicar lo que sucedió, es una prueba más que el origen real de los hechos es muy diferente a lo que estas explicaciones pretenden.

 

 

LOS ICTUS.

 

El pez (Ictus) como signo de Nuestro Señor Jesucristo es usado desde muy antiguo. Tras la Ascensión del Señor, los primeros cristianos caen en la cuenta que la palabra pez, en griego y en latín (ICTUS) es un anagrama referido a Jesús. 0 sea, cada letra de la palabra Ictus (pez), es la inicial de una palabra que señala al Maestro: I (Iesus), C (Cristus), T (Theos-Dios), U (Uius-Hijo), S (Soter-Salvador). Ictus significa: Jesús Cristo-Dios Hijo-Salvador.

En varias apariciones la Santísima Virgen pidió encarecidamente que se pusiera el lctus en las puertas de las casas, lo que está descrito detalladamente en los libros que he mencionado sobre las apariciones de Peñablanca.

Aunque parezca increíble, algunos connotados miembros del clero se burlaron de esto, desconociendo que en muchas Iglesias y Altares está el Ictus. Lamentablemente, agravaron su actitud al hacerlo en forma pública a través de medios de difusión masiva, con lo cual confundieron a muchos católicos.

Pienso que aunque hayan transcurrido 15 años desde que la Santísima Virgen dio este mensaje en Peñablanca, se hace cada vez más necesario que las familias pongan sus hogares bajo la protección divina, atendiendo a Su petición de colocar el Ictus en las puertas de sus casas.

Realmente hay que ser muy osado para burlarse de Mensajes dados por la Santísima Virgen en Peñablanca sobre los Ictus, del siguiente tenor:

 

"En cada puerta deberá ponerse un Ictus que es el signo del Cristianismo".

- "No temáis los que tienen el Ictus con fe, os salvaréis".

-"Está muy cerca la segunda venida de Nuestro Señor Jesucristo, prepárense y estén en vigilia".

-"Es un símbolo de Nuestro Señor Jesucristo que significa: Yo estoy con Él y lo estaré siempre por los siglos de los siglos".

-"Poned el Ictus en las puertas de sus casas, sin tener miedo porque ha llegado la lucha decisiva: los que están con Dios y los que están contra Él".

 

 

 

EL DON DE LA FE.

 

Para creer no bastan las razones, como dice un profundo pensamiento al respecto. Para el que cree ninguna razón es necesaria; para el que no cree ninguna razón es suficiente. La Fe es un don gratuito, pero sólo llega a quienes están en disposición de recibirlo. Y este don es Dios quien lo dispensa.

 

 

OTRO TESTIGO EN 1983.

 

En el mes de Agosto de 1983, un seminarista de la Obra Misionera de la Transfiguración me informó que un niño llamado Miguel Ángel había visto a la Santísima Virgen. Una señora llevó a este niño para que lo conociera el Padre Superior de la Congregación, quien no pudo recibirlo y lo envió donde el Padre Luis Fernández, Cura Párroco de la Parroquia Nuestra Señora Madre de la Iglesia de Quilpué. Este Sacerdote lo recibió con un natural escepticismo, pero lo escuchó cordialmente.

 

Me interesé bastante, y después supe por el mismo seminarista que el primero de Septiembre habría otra manifestación de la Señora. Partí a Quilpué el 31 de Agosto para visitar al Padre Luis, con el objeto que me informara mejor sobre estos acontecimientos.

 

Ese día conocí a Miguel Ángel, que junto a otros niños pertenecientes a la Cruzada Eucarística esperaban al Padre Luis para una reunión, en la cual iba a presentar a Miguel Ángel y explicarle lo que era la Cruzada. Su aspecto era el de un niño común y corriente de nuestro pueblo, y nada en él llamaba la atención.

 

Quedamos concertados para el día siguiente a las 9:30 de la mañana en el lugar de las apariciones. Junto con algunos catequistas íbamos a ir a acordonar el sitio y ordenar a las personas, pues en los diarios de la capital se anunciaba con interés estos acontecimientos.

 

Experimentaba una gran alegría interna, junto con una paz, porque presentía que algo muy especial y sobrenatural se estaba fraguando en los sabios designios del Señor.

 

Hasta aquí la trascripción de las primeras páginas.

 

 Interesante, por decir lo menos. ¿no es verdad?. Los invitamos entonces a concurrir a Nuestra Biblioteca y comenzar a leer el libro completo.

 

 

 

Pero antes de terminar queremos decir algunas cosas.

 

 

Algunos no creen en la existencia del demonio y menos en sus poderosas y desconocidas facultades.

 

 

1.- El daño a la vista de los fieles

Como bien lo explica el Padre Miguel, las apariciones tienen un tiempo limitado y es durante ese lapso y cuándo la Virgen lo indica, es cuando se puede mirar hacia el sol sin peligro. Los concurrentes por su entusiasmo, tal vez por ser los primeros en descubrir algo y porque efectivamente algo pudo haber sucedido fuera de los tiempos de la Virgen para que los fieles  miraran hacia el sol y se dañaran los ojos. Obra absoluta de Satanás. No les quepa la menor duda.

¡Si se dañan los ojos, esto no puede ser algo celestial!

 

Perfidísima serpiente.

 

 

 

2.- El vidente.

Desconocemos exactamente qué fue lo que ocurrió, pero si desacredito al vidente, daño también las apariciones, por lo tanto debo desprestigiar al vidente y aniquilarlo; se dijo Satanás y lo hizo.

 

Perfidísima serpiente.

 

 

 

 Esto sucedió un tiempo después del último mensaje.

 

Pero esto no tiene importancia porque lo importante es el mensaje, no el mensajero. La carta no el cartero.

 

    

 

 

 

 Es bueno decir, que sabíamos que el Padre Miguel había estado relacionado con Peñablanca, sin mayores detalles y contarles también que lo conocimos bastante bien cuando éramos niños. Los niños no se equivocan, creemos en él, le damos total fe en que todo lo que relata en el libro es verídico.

 

 

 

 

 

 

 

A continuación una carta enviada por el Padre Contardo a un periódico chileno el año 1998; la carta jamás se publicó

 

 

 Señor Director:

Respecto del Reportaje ¨ Los misterios que comienza a develar la Virgen de Peñablanca ¨ del día 10 de febrero, quiero manifestar mi agradecimiento a las personas que lo realizaron, por su mayor objetividad en comparación a otros anteriores, dados en televisión y medios escritos. Sin embargo quisiera aclarar ciertas imprecisiones y malas interpretaciones que pueden pasar desapercibidas, pero para un sacerdote son muy graves.



Primero, dice que yo celebré la Misa del sábado 5 de enero sin la autorización del señor Obispo de Valparaíso, cuando fue él mismo, por intermedio del Capellán del Santuario Monte Carmelo, quien me pidiera por favor celebrarla por estar en ese momento ocupado por deberes de su oficio. En todo caso esto ya ha ocurrido antes en varias otras ocasiones similares.



Segundo, dicen los periodistas que yo había sido suspendido de mis funciones sacerdotales por el Obispo de la época. Jamás me han suspendido. Y desde hace 55 años he celebrado la Santa Misa todos los días de mi vida sacerdotal, por la gracia de Dios.



Tercero, que he sido expulsado de la Compañía de Jesús por creer en las manifestaciones de la Virgen de Peñablanca. Eso es inexacto, pues ese no es el estilo de la Compañía de expulsar. No conozco ningún caso de expulsión en los 500 años de vida de la Orden. Muy distinto a la expulsión es salir de la Compañía para entrar al clero secular con el objeto de tener más libertad para asistir a las apariciones de Peñablanca. Salí muy amigablemente y guardo muy buenos recuerdos de mis antiguos compañeros con sentimientos recíprocos.
Ya en otros reportajes de televisión y periódicos se han mencionado la suspensión y expulsión y han tenido que desdecirse y dar explicaciones de su error.



Cuarto. Pero lo que más me ha dolido han sido las frases hirientes de un amigo y actual sacerdote que desde su cátedra lanzó la atrevida, injuriosa y poco caritativa frase que yo estaba engañando a los devotos de Peñablanca que suben espontáneamente al cerro. Los ataques de los buenos son más dolorosos. Además me parece poco creíble que varios centenares de personas, muchos de ellos profesionales y de cierto nivel cultural superior, puedan ser engañados por casi un cuarto de siglo.



Quinto. También añadiría las consabidas frases y falsedades de un profesor mencionado en el reportaje que le atribuye al vidente palabras que dijera la Virgen que son grotescas, casi blasfemas. En varias ocasiones se las han refutado, ya sea en libros y artículos, pero al igual que un señor muy conocido, persisten en sus absurdos argumentos.



Lamentablemente no les interesa interrogar a la inmensa cantidad de personas que se han convertido al catolicismo en Peñablanca, junto a los innumerables milagros de sanación moral y corporal. Profecías importantes cumplidas. Y, lo más destacados, las vocaciones sacerdotales y religiosas que han brotado en Peñablanca; hoy Párrocos, religiosas y religiosos en diferentes Diócesis, y aún fuera de Chile.



Para esos verdaderos testigos de la manifestaciones de la Santísima Virgen, nunca ha habido alguna interrogación o entrevista seria, no obstante la existencia de un libro en que aparece un gran número de notables testimonios con nombres, apellidos y Rut.



Quizá haya miedo de afrontar la verdad y tener que desdecirse de tantos errores y omisiones. Sabemos que para Dios siempre habrá Justicia Divina y llegará algún día, no lejano, en el que las verdades de Peñablanca relucirán con esplendor como el oro en el crisol

 

 

 

 

 

 

ANEXO

 

La Fecha de la Tercera Guerra Mundial

 

Esta parábola entregada por “La Dama Blanca de la Paz” en  Peñablanca no ha sido comprendida, como lo dijimos anteriormente, omitida en los extractos de los mensajes o bien sin explicar que de resolverse, está en ella la fecha de la Tercera Guerra Mundial.

 

Esto es importante, pues si unimos este dato a Garabandal, tendríamos la Fecha del Aviso, del Milagro y de la Guerra. Si se tienen esas fechas, por lógica podemos saber cuándo sería el reinado del Anticristo, y también la Segunda Venida de Jesús. 

 

 

 

Con respecto a la parábola, no necesita saber de funciones, ni de teoría de conjunto, ni de derivadas, tampoco de integrales, de Geometría Analítica menos. De resolverse obtendrá  el día, el mes y el año del estallido de la Tercera Guerra Mundial (es una guerra atómica).

 

Nuestra Madre la Santísima Virgen María le hablaba a la gente sencilla, a los humildes, a  los pobres... ¡Cómo dicen que unos matemáticos llegaron a diferentes soluciones y que no hubo acuerdo en la solución, cuando sólo bastaba buscar la simpleza en María para resolverla?

 

 

La parábola aparece en el libro de José Alvaro Barros, “Mensajes de Peñablanca (1983 – 1988), Tomo IV" en la página 55  dice lo siguiente:

 

 

152 ª Aparición Domingo 22 de Julio de 1984 (7pm), parábola.

 

152.1  He aquí que eran tres pastores.

El primero tenía a su cargo 100 ovejas, el segundo 40  y el tercero 10 ovejas.

Llevaron los pastores a pastar sus ovejas.

El de las 100 ovejas las dejó en el camino cerca de barrancos y quebradas con terrenos llenos de ortigas.

El segundo dejó sus 40 ovejas a la orilla de un gran lago. Muchas se ahogaron, mientras las restantes caminaban por áreas llenas de cardos.

El que tenía a su cargo 10 ovejas, las llevó a la cima de un cerro lleno de pastos aromáticos, las cuidó, las vigiló y cuando tenían hambre se preocupaba que comiesen y cuando tenían sed, que bebiesen.

 

152.2 El de las 100 ovejas, llegó al fin donde su jefe con sólo 65; el de las 40 ovejas con sólo 16  y el de las 10 con las 10 muy bien alimentadas.

El jefe dijo al de las 100 ovejas: Te faltan ovejas. El respondió: se han perdido, Señor. Pues ve a buscarlas, le dijo el jefe; a lo que el pastor replicó con una mentira que luego fue descubierta: no se pueden ir a buscar pues tal vez se las han robado.

 

El jefe, como este pastor no había cuidado las ovejas y las había dejado solas y por eso habían muerto muchas, le quitó el 10% de su salario.

 

152.3  El otro pastor, el de las 40 ovejas y que ahora llegaba con 16, se disculpó ante su jefe diciendo: un pastor llamado Pedro me las ha robado, y el jefe le dijo: ¿quién te las ha quitado? Un pastor llamado Pablo respondió.

Por último vuelve a preguntar el jefe ¿quién te las ha quitado?

Un pastor llamado José, fue la respuesta.

El jefe le dice: te has equivocado tres veces. ¡Qué manera de contradecirte! ¿Qué hiciste realmente con las que faltan? Y el pastor temeroso de perder la vida o el salario dijo: tal vez andan por ahí.

 

152.4 El jefe, que todo lo sabía sentenció: no las supiste cuidar y se han ahogado; en el camino vi muchas muertas. Tendrás un castigo: te quitaré el 8% de tu salario.

El de las 10 ovejas, que era el tercer pastor, llegó con 24 y el jefe le dijo: ¿no tenías solamente 10 a tu cargo? Y el pastor replicó; en el camino encontré estas, agonizantes, que pedían auxilio. Las consolé y curé porque son tuyas, tienen tu marca. El jefe vio que eran de él y dijo: me has traído las que te he encargado y las que iban a la muerte. Te daré no sólo el salario, sino también el Reino de los Cielos.

 

152.5 El que tenga oídos escuche y el que lo descifre comprenderá las demás profecías.

El jefe es Nuestro Señor Jesucristo.

El de las 100 ovejas es un obispo descuidado y por eso fue al Infierno.

El de las 40 es un sacerdote que fue al Purgatorio, ya que no se preocupó lo suficiente.

El de las 10 ovejas es otro sacerdote que va al Cielo por el amor demostrado a su Señor.

El de las 40 tiene relación con la quinta letra del alfabeto griego.

El que descifre esto sabrá la fecha de la Tercera Guerra Mundial, para estar alerta.

 

 

 

Pero ¡cómo!, sacerdotes, religiosas, religiosos, laicos, ¿qué hacen ya con un lápiz y un papel?

Pero si ustedes no creen en Peñablanca, ¡esto lo inventó el vidente!

¿Para qué pierden el tiempo?

 

 

Pista para resolverlo

 

Esta es la única pregunta de un examen final del ramo de matemáticas, hay dos alternativas, resolverlo o no hacerlo. La nota o calificación, no es una nota máxima, sino que la profesora llamará a la tarima, entre gritos y aplausos, frente a todos, al alumno victorioso y con sus dedos le sacará las escamas en ambos ojos, entonces ahora, verá lo que estaba oculto. 

 

 

 

El vidente da una solución ¿Qué piensan ustedes? ¿Lo logró?

 

Miguel Ángel ha ingresado ya al Jardín y ha dicho: ¡Alabado sea el Señor! Y después grita: ¡Por siempre sea alabado!
El vidente saluda a la Señora y comienza el diálogo.
Yo digo que a lo mejor son que fue el tercero. ¿No le daban menos bola (atención) entonces?


Miguel Ángel está dando su interpretación a la parábola del día anterior.
El primero queda el tercero y el tercero era el primero. Le daban menos importancia y los más humildes rescatan las almas que los más orgullosos y los que tienen más. Eso es lo que pienso… mmm…


Luego Miguel Ángel le pide al Padre Contardo que debe descifrar lo que ha dicho ayer. El sacerdote dice entonces: El mensaje que dio ayer la Santísima Virgen, la parábola. Son tres: Dos sacerdotes y un Obispo. El primero, el que tenía las 100 ovejas, es un Obispo, que descuidó sus 100 ovejas. Por eso las ovejas, entonces, desaparecieron o murieron. El segundo, el que tenía 40 ovejas, un sacerdote que se preocupó de ellas, pero tal vez, pudiera ser, no todo lo suficiente; se salvaron 16 ovejas. El tercero, sacerdote, que tenía menos ovejas, sin embargo, se preocupó de ellas con mucho amor y se preocupó también de las otras ovejas que había dejado aquel pastor, el Obispo, primero. Pudo librarlas del peligro y hacerlas vivir, porque es Nuestro Señor Jesucristo el que le tomó cuentas y entonces el tercero, o sea, al sacerdote a quien se le quitó el 8%. Es una pena, como un castigo que le dio entonces, materialmente a aquel primero y al tercero le dio entonces, la vida eterna; lo premió y le dio, no solamente la salvación sino que la santificación.


Dice Miguel Ángel: Al primero lo condenó, al segundo lo llevó al purgatorio y el tercero se fue al cielo. Esa es la respuesta. Has acertado todo. El Espíritu Santo te ha dado la sabiduría y todos aquellos que descifraron este problema, están con Dios, porque están más firmes de lo que piensan.


Dice el padre Contardo: El primero entonces, fue condenado.


Miguel Ángel, por su parte, agrega: El tercero que era el primero, o que se nombró, el de las 100 ovejas y el primero, que era el tercero y el tercero que era primero. Los últimos serán los primeros.


Vuelve a hablar el padre Contardo, luego de esta nueva interrupción del vidente, que está, como decíamos, en éxtasis. El que era primero, fue el último y quedó condenado. El segundo en el purgatorio, el tercero …


Lo interrumpe Miguel Ángel, hablando al mismo tiempo que el padre Contardo: El que era tercero se condenó, porque era el que tenía 100. El que era primero fue tercero, porque los últimos son los primeros. Miguel Ángel vuelve a interrumpir al padre Contardo.
Se nombra a uno que tenía 10 ovejas, ese pasó a tercera fila y fue el último, pero ante los ojos de Dios, fue el primero y el tercero, que quiso pasar un paso al primer lugar, se condenó.


Dirigiéndose a Nuestra Señora, el vidente dice: Así es.  Se produce entonces un diálogo entre Miguel Ángel y su director espiritual, que no se escucha.


Miguel Ángel dice nuevamente:
El pastor con 10 ovejas, ese es el primero, pero, por orgullo de los hombres, aquí en la tierra, pasó al tercer lugar, pero ante los ojos de Dios, era el primero. Siempre tienen que decir: El primero que pasó al tercero y el tercero, ante los ojos de Dios, era el primero.


Dirigiéndose al sacerdote, dice: Comienza ahora a decirles. El padre repite, pero se equivoca; lo hace reiteradas veces; se ve nervioso.
Miguel Ángel le dice: Pide ayuda al Espíritu Santo.


El sacerdote obedece y reza la oración.


Miguel Ángel le dice al padre: Te lo sacaré yo.


La Señora dice esto: Como la parábola muchos no la entienden, es así, lo siguiente:


Hablaba de tres pastores. Uno de 10 ovejas, el segundo de 40 y el tercero de 100. El primero, que tenía 10 ovejas, ante los ojos del hombre, fue tercero, pero ante los ojos de Dios fue primero. Por eso se decía, el primero fue tercero y el tercero fue primero.


Segundo: El segundo estaba en la mitad, tibio, y el tercero, muy frío, porque ante los ojos de la humanidad, él era el primero, pero ante los ojos de Dios, era el último y condenado. El que saque la conclusión, tendrá muy claro que Dios es misericordioso a la vez, porque le dijo: Te quitaré el ocho por ciento de tus ganancias. Quiere decir, al fin él dijo, yo me condeno. Pero Dios le dijo: Te daré una oportunidad, si la aceptas y lo haces, te salvarás y así se salvó el tercero. Aquí todos se salvan, pero al fin, ellos saben que se condenan, no preocupándose de su ganado y mintiendo, porque el segundo dijo:


Pedro me robó las ovejas. Luego el jefe le dijo:
¿Quién te las robó?
Pablo me robó las ovejas. Luego le preguntó:
¿Quién te las robó?
José.
Entonces le dice: Te has contradicho.
El que tenga oídos, escuche, porque ahí va el día del castigo


Son tres pastores: 10 ovejas, 40 ovejas y 100 ovejas, con los por cientos y luego el primero que era el tercero y el tercero que era primero. El tercero que se hacía primero y ante los ojos de Dios era el tercero.
El segundo, que estaba tibio, vendría siendo en el alfabeto griego, la letra número cinco.


Descifren esto para que estén muy alertas.


Miguel Ángel, dirigiéndose a Nuestra Señora, dice:
Pero yo creo que con ayuda del Espíritu Santo, sí lo va a ver… mmm… ¿Sabe?, mire, un evangélico mandó este papelito, diciendo si intercedías.
La Señora pide que recemos un Credo, un Padre Nuestro, tres Ave María y un Gloria, por las intenciones de este hermano.
Los peregrinos rezan con gran fervor. (10 de Septiembre de 1984)

 

 

El Sábado 15 del mismo mes la Santísima Virgen indagaría si alguien lo resolvió:

 

 Nuestra Señora dice: ¿Quién ha sacado la cuenta de la parábola que se ha dicho? ¿Nadie?

 

Dice Miguel Ángel ¡Bah! Entonces, yo fui el único … hum … sí …
 

 

 

 

 

 Miguel Angel - Vidente Peñablanca

 

 

 

Buscar el libro en Nuestra Biblioteca

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ANEXO 2

 

 

Escribe Miguel Ángel.


  Querido diario:
  Yo estaba en el hogar de menores Carlos Van Buren de Villa Alemana. Diez niños pedimos permiso para ir a Limache. Como éramos muchos, el jefe del hogar lo echó a la suerte en unos papelitos que decían: “quedastes chupado” y en otros, “Limache” y los envolvió. A mí me tocó “quedaste chupado”, así que pedí permiso para ir al cerro con otros compañeros.


  Fuimos tres. Ellos me dijeron que allá habían caballos, lo cual no era cierto. Ellos llevaban un tarro de neoprén, lo que yo no sabía, y me molestó que me hubieran engañado por lo que me alejé de ellos y como a la media hora que yo andaba mirando el paisaje, porque no conocía el lugar, vi sobre un espino que estaba entre dos eucaliptus nuevos, una nube que empezó a crecer. Le dije a Segovia que mirara, pero él estaba volado con el neoprén. Yo me asusté. La nube era redonda, blanca y luminosa como un tubo fluorescente y giraba, salí corriendo hacia el camino, entonces escuché una voz como un eco que me llamó:


  Miguel, Miguel Ángel.


  Miré y vi a una señora como de unos 19 a 20 años, con un vestido blanco que le llegaba a los pies. No tenía zapatos. Estaba sobre una cinta de color rosado fuerte, un manto celeste oscuro le caía desde los hombros hasta abajo. En la cabeza llevaba un velo blanco que le llegaba hasta los codos, de la cintura le colgaba un rosario de cuentas azules con la cadenilla. Las cuentas grandes, la medalla y la cruz eran como de oro.

 

  Yo, muy asustado, pensando que era algo malo, sin mirarla hice con los dedos la cruz y le dije: Ave María Purísima.


  Me contestó sonriendo: Sin Pecado Concebida.


  Entonces la miré, sentí un peso y caí de rodillas.

 

  La Señora me dijo: "Tú me ayudarás".

 

(Extracto del libro: " Si hacéis lo que os digo habrá paz, de lo contrario..." de la escritora María Luisa Paredes de Jojot)

 

 

 

 

ANEXO 3

 

 

 PALABRAS DE UN SACERDOTE

 

Padre Hugo Cornelissen D.
Rinconada de Silva – San Felipe.

 


   ¿Por qué creo en las apariciones de la Santísima Virgen en Peñablanca donde se dio el nombre de “Dama Blanca de la Paz” y el “Inmaculado Corazón de la Encarnación del Hijo de Dios” ?


    La fe es un gran don de Dios. Es una de las tres virtudes teologales que hemos recibido gratis, junto con el inmenso don del Bautismo, el ser hijos de Dios, que recibimos juntos de nuestro Padre Dios, y de nuestra Madre la Iglesia, y que coincidió con nuestra incorporación en Ella.


¿Cómo podemos vivir este don del Bautismo, recibido gratis, sin méritos nuestros junto con estas tres virtudes?

 
   Así recibimos muchas otras gracias, sin ningún otro mérito nuestro, como la fe y la confianza en la Santísima Virgen Madre de Dios y Madre Nuestra, en su bondad y ternura constante y maternal que Ella aumenta constantemente si nos abrimos a Ella a través de incontables gracias y auxilios diarios que constantemente quiere darnos, y entre estos están sus numerosas apariciones, donde Ella derrama tan grandes regalos o gracias a quienes acuden con confianza a Ella como en Lourdes, Fátima y muchísimas otras, muchas aprobadas y otras todavía no por la Iglesia, cuando afirman que no contienen nada contra la fe, y al contrario, afirma que la Virgen allí derrama muchos y grandes favores y gracias, como espero que la Iglesia lo hará algún día también en Peñablanca.

 

   Sigamos y acompañemos a nuestro Santo Padre en su gran devoción y confianza ilimitada en la Virgen María, Madre de Dios y Madre nuestra cuando en sus numerosísimas visitas a diferentes países va también siempre en peregrinación a los santuarios de la Virgen, con confianza infinita. Recordemos que fue en Chile al Santuario Nacional de la Virgen del Carmen de Maipú, y como cada vez que ha ido a México ha peregrinado a la Virgen de Guadalupe.


  ¿Por qué creo en la Dama Blanca de la Paz?


   Por pura bondad de Dios y de María, Ella nos demuestra que viene allí porque allí derrama tantos y tan grandes beneficios, favores, gracias de conversiones, sanaciones y otros signos que son claras pruebas de su presencia benéfica y maternal allá. ¡Cuánto di gracias a Dios, y sigo dándole gracias desde tantos años por la gracia de mi sacerdocio y por poder dar las gracias y el perdón sacramental a tantos pobres, pero felices pecadores, que somos todos y que allí recibimos el don de una profunda y firme conversión, una muy auténtica aversión y rechazo al mal y al maligno y una vuelta verdadera y firme a Jesús y María.


  Mi fe viva en las apariciones de María, Madre de Dios y de nosotros, “la Dama Blanca de la Paz” y el “Inmaculado Corazón de la Encarnación del Hijo de Dios” se ha fortalecido durante estos veinte años (desde la primera aparición), porque si todo aquí no fuese Obra de Dios, con la fiel colaboración de María, no habrían tantos rostros alegres, tantas conversiones y sinceras, arrepentidas confesiones de “fieles” que con la ayuda de María y de Jesús quieren ser cada vez mejores y más alegres y hacer más el bien.


  Como sacerdote, veo que muchos peregrinos son constantes y crecen espiritualmente para el bien de sus familias y de todos los que los rodean, y para el bien del Reino de Dios. Otros encuentran aquí al que es la Verdad y la Vida.


  Desde que el Obispo, ahora Cardenal (Monseñor Medina) permitió que se celebre aquí cada primer sábado la Santa Misa, y que subió un día a pie en peregrinación aquí a Ella, ¿cómo pasan estos primeros sábados de mes en honor del Inmaculado Corazón de María, y por el gran bien de muchos peregrinos que a veces vienen de bien lejos, todavía de Argentina y de otros países?


  Los peregrinos ya están subiendo a pie este “Monte Carmelo” desde las 9:00 horas, orando, rosario en la mano, solos o casi siempre en pequeños grupos, y en el último camino, que sube más rezan bien el Vía Crucis.


  Llegando allá, muchos van a orar en la hermosa capilla, y después frente al pequeño jardincito de las apariciones, donde se encuentran dos personas que desde las 9:30 están rezando, dirigiendo muy bien el Rosario, intercalado con cantos y una buena explicación o motivación de los misterios del Rosario, así se puede oír y seguir bien hasta en los confesionarios, de modo que los que esperan allí su turno se mantienen espontáneamente en actitud de recogimiento y confianza filial.


  Se recuerdan también lindas, reconfortantes palabras de nuestro Santo Padre Juan Pablo II, muchas veces sacadas de su linda carta “El Rosario de la Virgen María”. Allí el Papa nos exhorta a mirar a Jesús con los ojos de María en cada uno de los 5 misterios gozosos, luminosos, dolorosos y gloriosos, y añade: “Así, el Rosario es una oración cristocéntrica”.


  Simultáneamente, dos, tres o más sacerdotes están dando el perdón y la gracia sacramental en nombre de Jesús en el sacramento de la reconciliación.


  Cuando la Virgen, “Dama Blanca de la Paz”, “Inmaculado Corazón de la Encarnación del Hijo de Dios”, reparte allí las grandes gracias que son tan útiles y necesarias para que la Confesión llegue a ser una preciosa ayuda para levantarse y seguir a Jesús más de cerca, con siempre más paz, alegría y amor.
  Estas confesiones, en confesionarios al aire libre, al final del terreno del Santuario, nunca alcanzan a terminar antes de la Santa Eucaristía a las 12:00 horas y duran muchas veces hasta las 13:00 o a veces hasta las 14:00 y 15:00 horas.


  La Virgen ayuda a todos a comprender bien y a vivir la Santa Misa en que Jesús cada vez renueva su Última Cena y primera Misa del Jueves Santo, su Sacrificio hasta la muerte en la Cruz del Viernes Santo y su Gloriosa Resurrección.
Los muchos que comulgan, reciben con respeto, amor, confianza y gratitud a Jesús mismo como Pan Vivo para la vida fraternal en la tierra y para el gozo infinito del cielo.


  Después de la Misa, muchos se van y muchos se quedan, pues en una linda naturaleza hay abundante espacio, y bancas y mesas para tomar tranquilos y agradecidos su cocaví con sus familiares o amigos, dejándose penetrar por este aire mariano.


  Espontáneamente hacemos comparaciones con otros lugares donde la Virgen nos visitó visiblemente y recordamos las tan tiernas conversaciones entre María Santísima y San Juan Diego en Guadalupe, donde Ella dijo a él y lo sigue diciendo a todos los que suben a Peñablanca como a un niño, con su corazón abierto y sin prejuicios: “¿Porqué te afliges hijito?, ¿Yo, tu Madre, no estoy contigo?.


  Sí, creo en las apariciones de la Virgen en Peñablanca, porque experimento que Ella obtiene allá, para muchos, la luz, el consuelo, el alivio, el perdón, el amor y la paz que buscan. Y porque creo en las maravillosas gracias y regalos celestes que Ella allí demostró, y derramó y sigue derramando.
Debemos gracias a María, a Jesús por María.


 

 

 

 TESTIMONIO DE UN SACERDOTE

 

Reinaldo Osorio Donaire
Sacerdote

 


   Por petición del Padre Miguel Contardo, guía espiritual y confesor de mis primeros años de conversión, como una manifestación de mi cariño, gratitud y admiración hacia él y como un testimonio más, escribo estas líneas que brotan de mi corazón agradecido a Dios por su gran misericordia y a María por su maternal presencia.


   Supe de las apariciones en Peñablanca cuando una tía me pidió que la acompañara. No sólo fui por cumplir con ella sino además por “curiosidad”. Hasta entonces mi vida transcurría como la de todo joven quinceañero y católico no practicante cuyo futuro de algún modo ya estaba planeado. Pero Dios me dijo “tus caminos no son mis caminos”. No fue una voz venida del cielo ni una locución interior. Me lo dijo por medio de Ella, María. Hoy, cuando ya conozco el Evangelio de Jesús, con propiedad hago mías aquellas palabras de María dichas en la Boda de Caná: “haz todo lo que Él te diga”.


  El día que subí al Cerro fue un día 8 de septiembre de 1983. Sin saberlo, el mismo día en que la Iglesia celebra el nacimiento de María. Hoy digo “este día Ella nació para mí”. De mi llegada al cerro puedo decir, recordando ese día: cielo despejado, brisa suave, mucha gente, mucha fe, hermosos cantos, por primera vez recé un Rosario, una oración en donde no pedí por ninguna necesidad material sino por mí. Algo me sucedió que me hizo emocionarme, llenarme de alegría de paz; no quería que terminara ese encuentro, esa experiencia espiritual, de fe.

 

  Mi tía Irma (el nombre de mi tía) se dio cuenta de mi alegría y me dijo que en la Parroquia de el Sol en Quilpué, se reunía la gente que estaba subiendo al Cerro. Para allá partí. Desde ese día hasta hoy nunca he dejado de estar en Misa. Junto a los demás creyentes en Peñablanca, al Padre Luis Fernández y su Parroquia, la Virgen comenzó a nutrirme de su Hijo Jesús. Todo lo que hasta ese día 8 de septiembre tenía pensado para mi futuro, se vino abajo ante lo cautivante que me resultaba vivir la fe y participar en la Iglesia.


  Ella, como buena Madre, supo por donde llevarme para acercarme a Jesús… la Eucaristía. El misterio de ese sacramento me conquistó. Mientras participaba de mi primera adoración al Santísimo Sacramento, sin hacer reflexión alguna hice un compromiso con la Virgen: seré sacerdote. Fue el 8 de noviembre de 1983, inicio del Mes de María. La fecha no se me ha olvidado porque a la semana siguiente, cuando volvía a haber Adoración, conversé con el Padre Luis de mi decisión y al terminar le pedí una Biblia que él me entregó – pero que no me regaló – en la cual todavía permanece escrito “Comprada el 15 de noviembre de 1983, en la Parroquia de “el Sol”, al Sr. Cura Párroco P. Luis Fernández”. Hasta hoy la conservo y me recuerda el pacto que hice con Dios. Hoy soy sacerdote, Su sacerdote, hijo de María hasta la muerte – Él me conceda siempre su gracia -.


  Cuando me preguntan si creo en la Virgen de Peñablanca contesto que sí. Que si vi algo, un milagro, contesto que sí. Que cosa… contesto: “Yo y muchos, muchos más que hoy procuramos vivir conforme a su Palabra, muchos que como yo que hasta antes de Peñablanca teníamos un corazón de piedra y andábamos “como ovejas sin pastor”. El gran milagro de la Virgen de Peñablanca es la conversión de tantos que como Moisés, en un cerro, escuchamos la voz de Dios. María nos dijo allí: “hagan todo lo que Él les diga”.

 

 

 

 

 

Nuestra Señora de Peñablanca,

la Dama Blanca de la Paz

 

Análisis de la fotografía por un experto

 

 


 En Venezuela, graduado en Artes Plásticas en universidades francesas y españolas analizó fotografía de la Dama Blanca de la Paz, Nuestra Señora de Peñablanca.

Una imagen de Nuestra Señora de Lourdes fue fotografiada. Al revelarse el rollo, junto con aparecer ésta, inexplicablemente vendría una sucesión de cuatro fotografías con una imagen extraordinariamente bella que correspondería a la Dama Blanca de la Paz. En el mismo rollo aparecería además una imagen de Nuestra Señora de Guadalupe.



ESTAS FUERON LAS CONCLUSIONES

Sobre rostro de imagen: El artista constata que todo pintor o escultor suele maquillar a sus imágenes, a sus pinturas.
* LA IMAGEN DE PEÑABLANCA CARECE DE MAQUILLAJE.

El pelo afirma que es de verdad, no es pintura de pelo, ni es hecho de una imagen esculpida.
* ES PELO VIVO ASEGURA.

El tamaño de la cabeza es ocho veces exactamente el tamaño del cuerpo.
* FIGURA DE PERFECCIÓN REAL.

La postura de la imagen con los brazos en esa posición.
* ES PERFECCIÓN DE POSTURA, DE UNA DIGNIDAD PROPIA DE LA SANTÍSIMA VIRGEN.



Apoya el pie derecho y el izquierdo no. Este, está apoyado levemente como haciendo una especie de curva, lo que hace que el hombro izquierdo esté un poco más abajo que el derecho que es el pie donde se apoya.


El pie derecho está apoyado en algo que no puede resistir a ese cuerpo, como es aquella franja de tela.


Al pisar la franja roja, ésta no se arruga.

Se advierte sombra debajo de las manos, tanto de la derecha como parte de la izquierda..


La imagen se aprecia fuera del papel.


Hálito, especie de ambiente, un espacio que no es terreno, pero que existe viendo la fotografía.

Su indumentaria es claramente judía, como está descrita en el libro "Mística ciudad de Dios".


Quien estudió la fotografía, dice no haber encontrado jamás una pintura o escultura, a la que no se le haya escapado ningún detalle.


Afirma que lo sucedido con esta fotografía guarda gran similitud con lo que ocurrió con la imagen de Guadalupe.



RESULTADO DE ANÁLISIS HECHO A ESTA FOTOGRAFÍA DADO A CONOCER EN CHILE POR EL SACERDOTE VENEZOLANO, P. JUAN MARÍA GONZÁLEZ OVIEDO.

 

 

 

 

 

Nota nuestra (2013)

 

 La sesgada película: "La Pasión de Michelangelo" muestra solamente un lado de la moneda, el lado de los que estuvieron en contra y declararon que todo se trataba de un vulgar montaje.

 

Queremos decir que es imposible que Miguel Angel hubiese inventado los mensajes, pues no tenía la capacidad para ello, aun cuando lo hubiesen preparado, como señaló hace poco el Padre Fernández, nombrado por el obispo de la época para liderar la comisión investigadora, lo habría confundido todo y hubiese dado errores y vaguedades que lo habrían puesto al descubierto de inmediato. Fernández eso sí, señala: Me extrañaba a mí, que no tuviera errores teológicos, pero luego descubrí que era instruido...

 

Si ustedes se dan la oportunidad de leer los dos libros (buscarlos en "Nuestra Biblioteca), ni el mejor instructor pudo haber prevenido ciertos detalles que allí se leen y que prueban la veracidad de las apariciones. Por ejemplo, si ustedes leen con detención la parábola de la Tercera Guerra Mundial, está dicha en forma perfecta, ¿pudo Miguel Angel habérsela aprendido de memoria? Por su puesto que no, es más hay también un humor sutil, un tirón de orejas, imposible para el  vidente ni siquiera de imaginar, y que tal vez jamás lo descubrió.

 

Se le criticaban muchas cosas al vidente que no concuerdan, no cuadran con el nivel teológico de los mensajes. Como lo dijimos, es imposible por sus características haber dado los mensajes sin errores y por tantos años.

 

 

Las apariciones de la Virgen fueron un verdadero "bocatto di cardinali" para muchos. Para el gobierno de la época, posiblemente inclinado a "a vivar la Cueca", aunque parezca ridículo, pudo ser cierto lo de los aviones pero de ahí a formar figuras religiosas en el cielo, no lo creo, es muy difícil de conseguir. Además la gente no es tonta, habrían visto los aviones.

 

Para los enemigos de la Iglesia también, qué mejor que la Virgen criticara a los sacerdotes. En fin muchos eran los beneficiados con todo esto, pero ninguno de los argumentos tienen la fuerza suficiente para invalidar al vidente y  a los mensajes.

 

Dice el padre Fernández que una señora de la época anunció con unos meses de anticipación que habría una aparición, probablemente por estar vinculada al gobierno, tuvo la información de las primeras apariciones antes que fueran de conocimiento público. No las adelantó, ya estaba informada de eso. Dice el padre Fernández que él podía manipular al vidente, en una ocasión le preguntó si la Virgen le había hablado del Apocalipsis, extrañado por no saber lo que era, le dijo que no. En el siguiente mensaje habló del  Apocalipsis, probablemente le preguntó a Nuestra Señora y ella le contestó (había que buscar en los mensajes qué dijo, porque el vidente reconoció no tener idea sobre eso).

 

Dice también el Padre Fernández que los estigmas se los provocaba reventándose unos especies de globitos con pintura en la frente y cara. Observen la fotografía. La pintura caería de otra forma. La única forma del ardid habría sido que hubiera llegado maquillado, cosa que no fue porque sucedió frente a mucha gente.

 

 

 Se echa de menos un estudio serio por parte de la Iglesia, con personas idóneas, era el mínimo respeto que merecíamos los católicos de Chile y el mundo, sin embargo, rajaron vestiduras ante los dichos de Nuestra Señora de Peñablanca, pero no era para todos, quizás tampoco para la época, pero hermanos ¡cómo el tiempo le dio la razón!  Les recordamos que lo que les molestó era un párrafo de La Salette y no debieron escandalizarse, sino estudiar seriamente este regalo celestial. Con este rechazo a priori de los mensajes, cuantas conversiones se perdieron y almas se pudieron haber condenado. ¡Qué responsabilidad tan grande!

 

 

 

Pero veamos el mensaje en cuestión, que  motivó el rechazo de la iglesia en Chile a  los Mensajes de Peñablanca.

 

Se dice que esas palabras no podrían venir de la Santísima Virgen, pero ella se los recuerda el día 4 de Noviembre de 1984 de la siguiente forma (repite un mensaje ya dicho en varias ocasiones anteriores, el 7 de octubre de 1983, el 15 de Agosto de 1984, el 20 de Agosto de 1984, y  el 1 de septiembre de 1984):

 

La fuente es el libro de Alvaro Barros, que él tomó de grabaciones de audio:

 

 

228.3 En La Salette he dicho estas palabras:

 

Los sacerdotes, hijitos míos, por su impiedad y su irreverencia al celebrar los santos misterios, por su amor al dinero, al honor y a los placeres, se han convertido en cloacas de impureza. Sí, claman venganza y la venganza está suspendida sobre sus cabezas. Maldición a los sacerdotes y a las personas consagradas a Dios, que con sus infidelidades y su mala vida, crucifican de nuevo a Nuestro Señor. El clero está aumentando sus cloacas y piden venganza.

 

La venganza está sujeta sobre sus cabezas, porque ya no hay muchos sacerdotes que puedan tomar el pan con sus manos, porque las tienen sucias, muy sucias; que un niño de 10 años sí lo podría tomar, pero aquel no. Si el niño de 10 años estuviera consagrado a Dios y hubiese sido sacerdote, lo hubiese tomado, pero aquel no lo podrá tomar más porque tan inmunda tiene las manos y la mente, que no se da cuenta que está ahí Cristo vivo, porque muchos parecen boca de víboras y muchos se están alejando de la Iglesia con otros fines y han utilizado a Cristo, mi Hijo, para robar y ofenderlo con palabras que no salen del Evangelio. Son fervientes y su escudo escarlata, quieren llevar al abismo a la Iglesia, pero la Iglesia de Cristo triunfará sobre ellos porque tienen piedras y aquel signo lo usan para reconocerse.

 

Luego la Santísima Virgen pide que se rece por los sacerdotes: Orad por ellos, porque muchos van por el camino de la perdición y en ello llevan muchas almas hacia el abismo. El abismo se ensancha y muchas almas caen al infierno.

 

 

 

 

Veamos ahora cuál fue el mensaje a Melanie en La Salette:

 

 Los sacerdotes, ministros de mi Hijo, los sacerdotes, por su mala vida, por sus irreverencias y su impiedad al celebrar los santos misterios, por amor del dinero, por amor del honor y de los placeres, los sacerdotes se han transformado en cloacas de impureza. Sí, los sacerdotes reclaman venganza, y la venganza está suspendida sobre sus cabezas. ¡Desdicha de los sacerdotes y las personas consagradas a Dios que por sus infidelidades y su mala vida crucifican de nuevo a mi Hijo!

 

Los pecados de las personas consagradas a Dios claman al cielo, y llaman la venganza, y he aquí que la venganza está a sus puertas, pues no hay más nadie para implorar misericordia y perdón para el pueblo; no hay más almas generosas, no hay más persona digna de ofrecer la Víctima sin mancha al Eterno en favor del mundo. (Dado en francés)

 

 

 

¿Se dan cuenta? Miguel Angel no pudo decir esto, aunque se lo hubieran enseñado, no con esa perfección. No con las mismas palabras. Había gente que lo seguía todo el tiempo y nunca vieron que fuera adoctrinado por persona alguna. Para esto se necesitan muchos días de estudio y una memoria privilegiada.

 

 

 

Además que iba a saber el vidente de:

 

- El dragón rojo.

- Conchita, Mari Cruz, Loli y Jacinta de Garabandal.

- Corredentora.

- Eli, Eli Lama Sabactani.

- Emmanuel.

- Epsilon.

- Elías y Enoc.

- Doce Estrellas.

- Profecías de Fátima.

- Francisco de Fátima.

- Guadalupe, Tepeyacac

- Huida del Papa en Roma.

- Significado del ICTUS.

- Irak, Irán.

- Akita.

- Y también algo de francés: Je suis Notre Dame Du Mont Carmel.

- Jesús Yo confío en Ti.

- Letanías Lauteranas.

- Libia.

- Libro de la Vida.

- Lucía de Fátima.

- Madre de los Dolores (aparición).

- Madre del Buen Consejo.

- Madre del Socorro.

- Mandamientos.

- Grupos Marianos.

- Masonería.

- Marsella, aparición de María.

- Medalla milagrosa, Rue de Bac.

- Medjugorje.

- México, aparición de Nuestra Señora.

- Misterios del Rosario.

- Monte Chiari, Italia.

- Moisés.

- Señora de Montserrat.

- Moscú, aparición.

- Mujer vestida de Sol.

- Nagasaki.

- Nombres Bíblicos.

- Bomba atómica.

- Oración a San Miguel y Oración de Fátima.

- El Oso.

- Pecados contra el Espíritu Santo.

- Virgen Peregrina.

- Pilar de Zaragoza.

- Plaza de los Santos.

- Radiación.

- Reina de la Paz.

- Rosa Mística.

- Sábado primero.

- Sacramentos.

- San Damiano.

- Sangre del Cordero.

- Satanás, tentaciones, rey de la mentira.

- Sectas.

- 666.

- Shalom laj Myriam.

- Siete candelabros, siete colinas, siete cuernos de la bestia.

- Rezo de los Siete Dolores.

- Teología de la Liberación.

- Theotokos.

- Velas benditas.

- Virgen de la Revelación, Tre-Fontana.

-  Etc. Etc.

 

 

 

Ya pues, digan quien fue este magistral maestro, el mejor de todos los tiempos.

 

Lo necesito para mis hijos....

 

 

 

 

Una pequeña aclaración al profesor Zepeda (2013), a quien estimamos mucho, él se cuestiona las comuniones del vidente, porque la Virgen no consagra y no podría entonces darle la comunión. Eso está explicado en los libros escritos en años anteriores, si no me equivoco en el del Padre Contardo. Es San Miguel quien trae las hostias de un Sagrario y es quien le da la comunión. Las hostias no aparecen en su boca, sino que es el Arcángel quien le da la comunión. Son hostias consagradas por sacerdotes.

 

 

 

Peñablanca, dos religiosas con la Virgen María

 

Dos religiosas de Valparaíso bajan desde el Cerro Membrilla, Peñablanca. En la fotografía se puede apreciar a la Santísima Virgen María en medio de ellas. Va elevada algunos centímetros del suelo.

 

Se les consultó días después  a las monjitas y ambas aseguraron  que iban solas.

 

La época: Cuando se leyó la carta en las iglesias rechazando las apariciones de Peñablanca.

 

 

 

Padre Luis Fernández, Miguel Angel Poblete y el Padre Contardo

 

De izquierda a derecha:

 

El Padre Luis Fernández Carnero, Miguel Angel y el Padre Contardo

 

 

 

 

 

 

Páginas externas sobre los mensajes

 

María, nuestra Madre La Dama Blanca de la Paz

 

Defensa de la Virgen de Peñablanca

 

Fundación Montecarmelo (La Dama Blanca de la Paz)

contacto@fmontecarmelo.cl


 

 

 

 

LA TRISTE HISTORIA DEL VIDENTE Y ALGO MÁS

 

 

 

 

 

 

 

 

Página Principal (de Regreso a Peñablanca)

 

Página siguiente (hacer)

 

 

  

 

Páginas principales

Portada

 

Índice General y páginas misceláneas

 

Dios Padre habla a Sus hijos

 

 Meditemos con Jesús (importante)

 

Reflexiones y mensajes de María

 

De Regreso a Peñablanca

 

Mensajes: El Libro de la Verdad

 

Mensajes de San Miguel Arcángel

 

Oraciones diversas

 

Selección de Letanías

 

Selección de Novenas

 

Oraciones Virgen María

 

Videos de música religiosa (popular)

 

Rosarios, Coronas y Coronillas

 

El Aborto, no

 

Nuestra Biblioteca

 

Hablemos de....

 

Prayers (English)

 

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo nuevo ahí.