¿SE DEBE REZAR POR LAS ALMAS QUE ESTÁN EN EL INFIERNO? ¿Y POR LAS QUE ESTÁN EN EL CIELO?

   
   
 

 Hijitos Míos, os voy a explicar algo que muchos de vosotros no conocéis:

 1.- En el Cielo hay diferentes niveles de gozo.

 2.- En el Purgatorio, hay diferentes niveles de purgación.

3.- En el Infierno, hay diferentes niveles de dolor, de castigo.

 

 Y todo esto os lo digo, Mis pequeños, por aquellos que se creen no valer nada y creen que su vida aquí sobre la Tierra no sirvió para nada.


 Estáis muy equivocados Mis pequeños, si os concedí el don de la vida, es porque así lo decidí Yo, en Mi Sabiduría Eterna y puse toda Mi confianza en vosotros para que Me ayudarais a que las almas se mejoraran en su nivel de crecimiento espiritual, de amor, para que su gozo fuera aumentando día a día y aún para que las almas del Infierno no sufrieran tanto. Sí, son cosas que no conocéis o en las que no reparáis.


 Mucho se necesita de cada uno de vosotros, de vuestras oraciones, de vuestra donación, de vuestra intercesión. Ciertamente
las almas del Cielo están gozando ya de Mi Presencia y por sus méritos propios, pero una manera, Mis pequeños, de agradecer lo que recibisteis de vuestros padres, de vuestros antepasados, de vuestros amigos, de vuestros hermanos, es el agradecimiento.

 Por ello y vuestra intercesión de amor hacia ellos, las Misas que ofrecéis, los sacrificios, las oraciones, todo lo que hacéis, también llega a ellos a través de la Comunión de los Santos y ellos van subiendo de gozo, por vosotros, ellos se van acercando a Mí hasta la fusión total del alma Conmigo, con su Dios así su gozo será tremendo y gracias a vosotros, Mis pequeños.


 
Las almas del Purgatorio también necesitan de vuestras oraciones, de vuestra donación, de vuestros sacrificios, de vuestros ofrecimientos, de vuestros agradecimientos y así, las almas que estaban en niveles bajos, sufriendo mucha purificación, les iréis ayudando a que pronto puedan salir del Purgatorio, a que pronto encuentren el verdadero significado del Amor y se puedan unir ya a Mí, eternamente.


 
Las almas en el Infierno, también tienen niveles de dolor. En Mi Misericordia, Yo, pido que esas almas no sufran tanto, os lo pido a vosotros, os lo pido a las almas santas que se dan cuenta de ello. Ciertamente han negado el Amor, ciertamente no quieren saber de Mí, pero aun en Mi Misericordia, porque son hijos Míos, no deseo que sufran y por eso permito que estén en un nivel de menos dolor cuando vosotros lo pedís, dándoos cuenta del dolor que tendrá un alma eternamente.

 

 Cuando vosotros, Mis pequeños, ofrecéis vuestros actos diarios, vuestra cruz de cada día, el ofrecimiento de vuestras obras, todo, todo lo que hacéis a diario por Mí y por vuestros hermanos, todo eso es tomado para que entre en la Comunión de los Santos y así todos vosotros os ayudéis a estar más cerca del Amor.


  Estad siempre pendientes de todo esto, Mis pequeños, para que vuestra vida tenga un mayor sentido, para que realmente os deis cuenta de que no estáis en la Tierra solamente para sufrir, como muchos dicen, sino que
cada uno de vosotros trae una misión específica y esa misión es la salvación de las almas y su mejora en la purificación y en la santificación.

 Así, vosotros, en vuestras oraciones estáis ayudando a las almas del Cielo, a las del Purgatorio, a que las del Infierno no sufran tanto, vosotros pedís a esos tres niveles y también pedís por vosotros mismos.

 Las almas del Purgatorio ofrecen su purificación también por las del Cielo y por vuestra salvación, almas de la Tierra. Y las almas del Cielo piden por todos vosotros, almas del Purgatorio y almas de la Tierra.


 Mis pequeños, no despreciéis todas las bendiciones que se derraman sobre vosotros y este conocimiento que os doy para que mejoréis vuestro estado espiritual y ofrezcáis más concientemente vuestra vida, vuestra cruz, vuestras alegrías, sufrimientos, todo lo que tenéis, para la salvación de todas las almas. Os necesito a cada uno de vosotros, no despreciéis todo lo que Yo he puesto en vosotros y sobre todo, Mi confianza, en cada uno de vosotros.
Gracias, Mis pequeños.

                     Dios Padre

 

 Comentario nuestro: Debemos rezar siempre por nuestro árbol genealógico por el lado de Padre y Madre. Por los que están en el Cielo, en el Purgatorio, y fíjense que importante; por los que pudieran estar en el Infierno.

 Cuando uno le pregunta a un sacerdote, siempre dicen que el condenado, condenado está y que no se debe rezar por las almas condenadas. Pero nuestro Padre nos dice que si hay que hacerlo porque podemos aminorar sus sufrimientos.

 La oración jamás se pierde, preocupémonos de nuestro parientes, amigos y conocidos y recemos por ellos, algunos hayan sido muy malos o muy santos TODOS necesitan de nuestras oraciones.

 

 

 

 

 

Página principal (Hablemos de....)

 

Página siguiente (Las apariciones en Garabandal)

 

 

 

 

Páginas principales

Portada

Índice General y páginas misceláneas

 

Dios Padre habla a Sus hijos

 

 Meditemos con Jesús (importante)

 

Oraciones diversas

 

Oraciones Virgen María

 

Videos de música religiosa (popular)

 

Rosarios, Coronas y Coronillas

 

Nuestra Biblioteca

 

Hablemos de....

 

 

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo nuevo ahí.