DIOS PADRE

 

5

 CARTA QUINTA

 

 NO DEJÉIS TODO EL PESO DE VUESTRA SALVACIÓN

A VUESTRAS LUCES EN FAMILIA, QUE LAS ESTÁIS AGOTANDO:

 ¡AYUDADLES!

 

   
   

 

 

¿OS RECONOCERÁ EL PADRE Y SE OS ABRIRÁN LAS PUERTAS DEL CIELO PORQUE ME LLEVÁIS EN VOSOTROS?

¿BRILLARÉIS O NO?
 

 

 


  CARTA  QUINTA

 


Cariño Mío

Abba Lindo

Escucha. Esto que te ha venido ocurriendo y que te ha de mantener más aislada te lo He de explicar y a Mis Amadas Criaturas.



Como ya sabéis el mundo es ahora penumbra. Si pudierais verlo desde el Cielo veríais que es como chapopote, es algo negro, oscuro y es esa la oscuridad que emana de vosotros, Mis otrora Hijitos que ya se rehúsan a serlo. Y Mis Luces, que son tan pocas, son a las que os apegáis porque os comprenden, os aman, os hacen sentir bien; pero no se trata de que os apeguéis a ellas, sino de que vosotros mismos aprendáis a brillar como ellas brillan y es así como auxiliaréis al Cielo y a vuestros otros hermanitos que son luz.



La única luz que existe proviene de Mi Amado Hijo Jesucristo. Vosotros que ESTÁIS EN GRACIA y hacéis las divinas obras de misericordia sois los que tenéis en vosotros la luz de Mi Hijo Amado con la que brilláis.



Hay algunos que se aprovechan y fingen que es su propia luz la que brilla y los quieren mantener atados a ellos; a sus propósitos e intereses. Pero EL VERDADERO PROFETA, EL VERDADERO VIDENTE, EL VERDADERO HIJO MÍO Y SIERVO MÍO os lo dice: que esa Luz proviene de Jesús Amado, que lo que vosotros tenéis que hacer es Encontrar a Mi Hijo Amado. Mis luces os señalan el camino, y seguir hacia Él, ¿Lo comprendéis?



Ahora, Niña Mía, como los hermanitos que te rodean NO QUIEREN hacer lo que tu has hecho para mantenerte en GRACIA y brillar se apegan a ti para confortarse con tu luz y al momento que les dices que deben de brillar con su propia luz, ya no les agrada, porque eso implica someterse a Mis Leyes Eternas, regularizar los Sacramentos, hacer las obras de Misericordia y caminar Hacia Mi Hijo Amado. Y eso no lo desean. Lo que quieren es el confort de estar cerca de alguno de vosotros que brilláis, pero sin ir más allá. Y vosotros los podréis alimentar una, tres, hasta diez veces pero son ellos, cada uno, que deberá aprender a pescar para nunca más tener hambre y así no sólo aprovechar la luz de los otros, sino ser luz ellos mismos y brillar.



Yo, Niña Mía, te he dejado entre tu familia un tiempo prudente; entre tus amigos un tiempo necesario para que les enseñéis donde está el Camino. Pero si no quieren andarlo y sólo depender de la luz que tú emanas, eso no es lo correcto, por eso ahora te recluyes más.



¿Y qué me preguntabas, Querida Mía?

Que por qué me quedo tan agotada después de estar con personas.



Por eso, Mi Niña, porque no quieren luz propia y absorben la tuya, pero en su egoísmo ellos no hacen esfuerzo alguno por tener la propia, sino que se fían de la tuya y la absorben. Te sientes débil porque no son luz ellos mismos que compartan mutuamente, sino almas oscuras que absorben la tuya y regresan a la oscuridad.



Así que os pregunto ¿cómo sois vosotros? Dependéis de las constantes oraciones de vuestra pobre madre o de los esfuerzos de vuestro Padre para sentiros mejor, mientras en vosotros mismos no hacéis esfuerzo alguno por brillar? ¿No alcanzáis a ver lo egoísta que es esta manera de hacerlo? ¿Cómo agotáis a vuestros amados que se esfuerzan por permanecer con su luz encendida y orando incansables por vosotros? Si decís amarlos, ¡ayudadlos siendo luz propia vosotros y no les dejéis todo el peso de vuestra Salvación, siendo ellos los penitentes y orantes por vosotros!, y si así de egoístas sois no los dejaréis descansar ni cuando muráis, porque los tendréis orando y ofreciendo penitencia por vuestra salvación aun después de vuestra muerte? Y los agotáis, ¿lo habíais pensado así? ¿Qué sería de vosotros sin sus oraciones? ¿Y vosotros les ayudáis, oráis por ellos, por vuestras familias, por vuestros familiares difuntos para que salgan del purgatorio?, ¿o dejáis todo el peso de vuestra salvación a uno solo de vuestros amigos y familiares y no conforme con ello, aun así OS BURLÁIS DE ELLOS!

¿Y qué ha pasado, Niña Mía?

Que ellos no quieren. Quieren seguir con sus vidas confortables, como les agradan.

¿Y tú?

¡Me dejan agotada!

No es suficiente que agradezcáis a los que oran por vosotros, es necesario que los ayudéis y apoyéis.

Es como si en un jardín una sola florecita recibiera el rayo del sol y las demás en lugar de pedir, para que también reciban el sol, se arriman al pobre rayito de la que lo tiene, y así se juntan todas. Pero si no oran, si no hacen sacrificio ¿cómo se alumbrará todo el jardín haciendo que la luz penetre para todas?



¿Comprenden lo que os digo?



NO SEÁIS EGOÍSTAS CON QUIENES OS MANTIENEN EN SUS ORACIONES Y AYUDADLAS: BRILLAD POR VOSOTRAS MISMAS: ENSEÑADLAS A PESCAR SU PROPIA LUZ Y J NO DEJÉIS TODO EL PESO DE VUESTRA SALVACIÓN A VUESTRAS LUCES EN FAMILIA, QUE LAS ESTÁIS AGOTANDO: ¡AYUDADLES! JUNTAS BRILLAREIS DOBLEMENTE O TRIPLEMENTE. ¿Lo comprendéis?



Comprended que cuando os sentís bien cerca de alguien es porque ese alguien lleva Mi Luz de Amor, de Sabiduría, de Bien y Verdad en ellas, y ES MI SANTA PRESENCIA EN ELLAS LA QUE TANTO BIEN OS HACE. Pero os habéis preguntado: ¿Qué hacen ellas que no hacéis vosotros para TenerMe tan Cerca? ¿No creéis que es casualidad ni chance o azar? Y ¿No pensáis que también vosotras, si seguís El Caminito que se os ha dado, podréis llegar a brillar así?



Hay muchos que en estos tiempos finales quieren llegar a la paz, pero no quieren seguirme; quieren amar y ser amados, pero prescindiendo de las Leyes Eternas; quieren ser Sabios, pero sin Mi Santo Espíritu de Bien y Verdad en ellos.



¿Y cómo queréis llegar a Dios, sin Dios? ¿Cómo queréis la luz, sin la luz misma? Y os engañáis porque os gusta creer que sois muy inteligentes y distintos y que vosotros llegaréis al Padre por otro Camino que no sea Por Mi Amada Madre María ni por Mí, y os lo digo YA NO PERDÁIS MÁS EL TIEMPO, que lo que os sobra es soberbia y arrogancia.



Os creéis distintos de los demás hombres de los demás tiempos pero sois lo mismo: Carne corruptible que llegará el tiempo en que sucumbirá y os quedará vuestro espíritu delante de Mí, y ¿BRILLARÉIS O NO? ¿OS RECONOCERÁ EL PADRE Y SE OS ABRIRÁN LAS PUERTAS DEL CIELO PORQUE ME LLEVÁIS EN VOSOTROS?, ¿O seréis unos desconocidos a quienes no se os abrirán porque desconocidos sois? ¿Apostáis vuestra salvación eterna en favor de vuestros pensamientos, en contra de Mi Verdad Revelada? Porque en ello se os va vuestra Salvación como agua entre las manos.

Pero YO, Jesucristo, os invito a que recapacitéis; a que Me pidáis ser luz Mía en el mundo y a que deis los pasitos para llegar A Mí, QUE SOY EL CAMINO HACIA EL PADRE.

¿Vosotros creéis que Mi Amadísimo Padre Me hubiese pedido el Sacrificio inefable de la Cruz si hubiese otro Camino de Reconciliación para llegar a ÉL? Y vosotros actuáis como si lo hubiera y decís con grandísima arrogancia “Muchos Caminos llegan al Cielo” os lo aclaro. ES UNO EL CAMINO; ES UNA LA SENDA HACIA EL SENDERO ES UNO: Y NO DIEZ, NI VEINTE:

YO SOY EL CAMINO, LA VERDAD Y LA VIDA

NADIE LLEGA AL PADRE

SI NO ES POR MÍ *

 
OS AMO, NIÑOS, TERCOS y tan amados; pero vuestra testarudez y falta de humildad os puede costar vuestra Salvación.

 



Hijitos,

Santísima Madre+

Ya no os dejéis engañar con la falsa creencia de que hay muchas maneras para llegar al Cielo; las hay y muchas pero para descender a los infiernos. Pero una es la que llega a El Padre (Nuestra Santísima Madre se hinca en profunda Reverencia): Es a través de el Camino que Mi Hijo Amado os ha enseñado.



Humildad, Humildad, Humildad os pido para que os dejéis guiar por esta Madre que Llora Lágrimas de Sangre de ver cómo caen al infierno multitudes de sus hijitos que tenían falsas creencias y que no quisieron corregir a tiempo. Os lo suplico: Mudad ya, que ya no hay tiempo. Regresar al Camino que es Mi Hijo Amado y dejadme ser Vuestra Guía hacia el Cielo.



Niños Amados

Volved A Jesús que ya no hay tiempo y no dejéis todo el peso de vuestra Salvación a vuestras luces en Familia que las estáis agotando. ¡Ayudadles!, orad junto con ellas que los tiempos que vienen son tremendos y si la luz de vuestra Familia perece en los tiempos venideros, ¿quién orará por vosotros? ¿Os quedareis desprotegidos, junto con el resto de vuestra Familia? ¿Oraréis vosotros por ellas (vuestras luces en familia) si mueren antes que vosotros? Estáis en muy delicada posición porque toda la salvación de las Familias generalmente depende de una sola (persona) y las vais a agotar, ¡ayudad y no las dejéis solas!

Las Familias enteras han de convertirse y salvarse unidas. Orad a Mí, vuestro Amantísimo San José, por ello.

* Yo soy el camino, la verdad y la vida —le contestó Jesús—. Nadie llega al Padre sino por mí. (Juan 14:6)

(Marzo, 30)

CARTAS, MEMOS Y RECORDATORIOS DEL CIELO PARA TODOS SUS HIJOS

 

 



 
Año Del Señor 2014

Y María Del Getsemaní

 

 

 

 

Página Principal (Índice del tema)  

Página siguiente (Os estoy hablando del anticristo)

 

 

 

Páginas principales

Portada

Índice General y páginas misceláneas

 

Dios Padre habla a Sus hijos

 

 Meditemos con Jesús (importante)

 

Reflexiones y mensajes de María

 

Mensajes: El Libro de la Verdad

 

Oraciones diversas

 

Selección de Letanías

 

Selección de Novenas

 

Oraciones Virgen María

 

Videos de música religiosa (popular)

 

Rosarios, Coronas y Coronillas

 

Nuestra Biblioteca

 

Hablemos de....

 

Prayers (English)

 

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo interesante ahí.