MENSAJES IMPORTANTES DE JESÚS EL BUEN PASTOR A SUS HIJOS

 

 

 

EL ENGAÑO DE LA NUEVA ERA ESTÁ HACIENDO PERDER A MUCHOS, INCLUSO A MUCHOS DE MIS ELEGIDOS
 


Hijos míos, que mi paz esté con vosotros.

El engaño de la Nueva Era está haciendo perder a muchos, incluso a muchos de mis elegidos. Tened mucho cuidado con los falsos avatares y profetas de la Nueva Era, porque harán grandes señales y prodigios para engañar; os digo, que el tiempo de la gran apostasía está cerca; sed astutos como serpientes y mansos y humildes como palomas; no caigáis en los engaños que mi adversario os está planteando a través de la falsa doctrina y cultura de la llamada Nueva Era y la Era de Acuario.

Esta pseudocorriente religiosa y cultural, lo que busca es divinizar al hombre, colocándolo por encima de Dios, para así destruir los valores morales y espirituales. La Nueva Era es una de las tantas falsedades con que mi adversario se está valiendo para llevar a la humanidad a su perdición. Su doctrina acoge todas las ideologías, culturas y religiones, mezclándolas con el ocultismo, la astrología, la magia, el paganismo y el satanismo. Acordaos de lo que dice mi palabra: Al final de los tiempos algunos renegarán de la fe, dando oídos a espíritus seductores y enseñanzas diabólicas. (1 Timoteo 4, 1).

Hijos míos, mi palabra se está cumpliendo al pie de la letra, esto está sucediendo ahora mismo en la humanidad y desencadenará en la gran apostasía, que dará inicio a la aparición del Anticristo. Esta humanidad perversa y pecadora clama por un dios light, que les permita seguir pecando y empatando, un dios que todo lo acepte y permita, sin leyes, ni condiciones; que para llegar a él, no haya que pasar por caminos estrechos, ni sacrificios; un dios que les ofrezca salvación, sin tener que cargar la cruz. Muy pronto raza de víboras, vuestro dios se anunciará y os complacerá con todas vuestras peticiones; el dios de la mentira os llevará a la perdición y os mostrará el camino ancho que conduce a las profundidades del abismo, donde será vuestro llanto y rechinar de dientes por toda la eternidad.

Hijos míos, después de mi Aviso y Milagro, vendrá el reinado del falso dios que espera la inmensa mayoría de la humanidad; no he permitido que mi adversario haga su declaración, porque quiero primero enviaros mi Aviso, a ver si no se me pierden más almas; me duele y entristece vuestra ingratitud e indiferencia para con vuestro único y verdadero Dios, como buen pastor que soy, quiero mostraros primero el estado en que está vuestra alma, para ver si recapacitáis y retomáis el sendero que os lleve a vuestra salvación; quiero rebaño mío, fortaleceros en la fe, para que cuando llegue el reinado de mi adversario, no caigáis en sus engaños y no os dejéis arrastrar por sus falsas doctrinas. Permaneced pues en mi amor ovejas de mi grey; sabed que no os abandonaré; dejaos guiar por mi Madre y haced lo que ella os diga, ella os llevará seguras a las puertas de mi Jerusalén Eterna, donde estaré esperándoos para daros mi amor, mi paz y mi vida en abundancia. Paz a vosotras ovejas de mi grey Soy vuestro Pastor: Jesús de Nazareth.


 

 

  NO IMPONGÁIS A NADIE LAS MANOS, NO TE HAGAS CÓMPLICE DE LOS PECADOS AJENOS (1 Timoteo 5,22)
 
 


¡LLAMADO DE JESÚS EL BUEN PASTOR A SU REBAÑO!

Hijos míos, que mi paz esté con vosotros.

La imposición de las manos sólo compete a mis ministros, cuyas manos están consagradas, por la gracia de mi Santo Espíritu. Vosotros mis hijos laicos, orad los unos por los otros, pero no impongáis las manos, para que no os hagáis cómplices de pecados ajenos.

Hijos míos, anhelad los carismas de mi Espíritu que son vuestro mayor tesoro, pero tened mucho cuidado, no caigáis en fanatismos que desvirtúen la fe, sed muy prudentes y prestad mucha atención, pues mi adversario a través de sus instrumentos se está haciendo pasar como ángel de luz, para destruir mis grupos de oración, evangelización, e intercesión; probad los espíritus y pedid mucho discernimiento a mi Santo Espíritu; sellad con mi Sangre vuestra oración y vuestros grupos; haced el exorcismo dado a mi Siervo el Papa León XIII, antes de comenzar toda oración y todo rosario.

Acordaos que el lobo anda suelto y está disfrazado de manso cordero para engañar y destruir mi obra.

No todo el que diga Señor, Señor, viene de parte mía, por eso os lo repito: Sed astutos como serpientes y mansos y humildes como palomas; que los hijos de la oscuridad, no sigan siendo más astutos, que los hijos de la luz. Haced el rosario
a mi Madre y luego el rosario a mi preciosísima Sangre, el cual destruye toda acción del maligno. Tened mucho cuidado con los mensajes, señales y prodigios, porque no todos provienen de mi Espíritu; unos son meramente humanos y buscan satisfacer necesidades personales, otros confunden y traen división y otros tantos son engaños de mi adversario. Los mensajes que provienen de mi Espíritu traen paz e invitan a la conversión, exhortan con amor y están amparados por mi palabra; jamás causan temores, ni señalamientos, jamás condenan, ni fijan fechas; acordaos que soy el Dios de la Misericordia y el perdón, que soy paciente e indulgente con todos aquellos que me buscan con sincero corazón; que como Buen Pastor, abandonó las 99, para ir en busca de la oveja perdida.

Hijos míos, si sois mis discípulos, debéis de permanecer en el amor, perdonándoos los unos a los otros; huid de la soberbia espiritual; sed mansos y humildes de corazón a imitación de vuestro Maestro. Tened caridad con vuestros hermanos, el que quiera ser el primero, que se haga el servidor de todos. Colocaos mi Armadura Espiritual de día y de noche, pues ya estáis en batalla espiritual, os digo esto, para que os mantengáis firmes y podáis resistir los engaños de mi adversario. Estáis en los tiempos de la apostasía y los emisarios del mal andan camuflados trayendo cizaña y división dentro de mi Iglesia; por eso debéis de estar alerta y vigilantes como buenos soldados, para que no os sorprenda mi adversario y os tome por sorpresa; leed mi palabra y meditadla, es poderosa armadura para el derrumbamiento de fortalezas; poned pues en práctica todo cuanto os digo, para que permanezcáis en mi paz y en mi amor. MI paz os dejo, mi paz os doy. Soy vuestro Maestro y Pastor, Jesús de Nazareth.

Dad a conocer mis mensajes a todas las naciones.
 

Mensajes dados a Enoch, Julio 2011

 

 

 

 

¡ANIMO PUEBLO MÍO, LA GLORIA DE DIOS OS ESPERA, NO DESFALLEZCÁIS!
 


Hijos míos, que mi paz esté con vosotros.

Grandes acontecimientos en el cielo y en la tierra anunciarán mi segunda venida. El acortamiento de los días irá en aumento, si no se acortasen estos días, los justos no se salvarían. (Mt 24, 22).

Os digo, que si vuestra fe no está arraigada y vuestra confianza no está puesta en mí, sucumbiréis, pues el paso de mi justicia traerá la guerra, la hambruna, la desolación, las pestes, las enfermedades y las persecuciones. Si vosotros no estáis aferrados a mí, como el sarmiento a la vid, pereceréis. Por eso hijos míos, quiero enviaros primero mi aviso, para que os fortalezcáis en la fe y así podáis sobrellevar los días de la prueba; sin mi despertar de conciencias no seréis capaces de afrontar los días de la purificación; acordaos que la pelea no es con gente de carne y hueso, sino con malignas fuerzas espirituales bajadas del cielo, las cuales tienen mando, poder y dominio, sobre este mundo oscuro. (Efesios 6, 12).

Por eso colocaos la Armadura Espiritual, para que podáis resistir en el día malo y podáis ser perfectos. (Efesios 6, 13) La fe, la oración, la Armadura, la consagración a mi Sangre, la perseverancia, y ante todo el amor, serán vuestras fortalezas; porque en verdad os digo: Que muchos primeros serán últimos y muchos últimos serán primeros. Ningún mortal estará exento de mi prueba, mi pueblo será probado, como se prueba el oro en el fuego.

Aferraos a mi Madre y haced lo que ella os diga, para que podáis llegar seguros a las puertas de mi Jerusalén Celestial. Mi Madre es el Arca de la Nueva Alianza, donde encontraréis refugio, ella, es el consuelo de los desamparados; la luz de su Corazón Inmaculado os guiará en el paso por las tinieblas. Hijos míos, en el reinado de mi adversario, debéis de permanecer más unidos a mi Madre, uniéndoos a ella, a través del rezo del Santo Rosario; haced también cadenas de oración, de ayuno y penitencia; por muy dura que os parezca la prueba, permaneced firmes, no desfallezcáis; acordaos que yo os conozco y sé hasta dónde podéis llevar la cruz; soportad con amor esta prueba y amaos y socorreos los unos a los otros; necesito probaros y purificaros, para que podáis ser dignos de mí, y así podáis entrar en mi Nueva Jerusalén. Os digo, hijos míos: Para poder encontrar la luz, primero debéis pasar por las tinieblas, para llegar a mí, debéis pasar primero por el calvario, para que mañana podáis resucitar a la nueva vida y habitar conmigo en los Nuevos cielos y la Nueva tierra.

¡Ánimo pueblo mío, la Gloria de Dios os espera, no desfallezcáis!. Sabed que vuestra prueba es mínima comparada con la gloria que os espera en mi Jerusalén Celestial. Que mi paz os acompañe. Soy vuestro Padre, Jesús el Buen Pastor.

Dad a conocer mis mensajes a todas las naciones.
 

 

Mensajes dados a Enoch, Junio y Julio 2011

 

 

 

 

Página principal (Hablemos de....)

 

Página siguiente  (La fascinación del pecado de la carne)

 

 

 

 

Páginas principales

Portada

Índice General y páginas misceláneas

 

Dios Padre habla a Sus hijos

 

 Meditemos con Jesús (importante)

 

Oraciones diversas

 

Oraciones Virgen María

 

Videos de música religiosa (popular)

 

Rosarios, Coronas y Coronillas

 

Nuestra Biblioteca

 

Hablemos de....

 

 

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo nuevo ahí.